A la caza le suben los impuestos

Fuente: ElAlmería.es – María José Uroz, Almería, 21/05/2012

Hasta la caza se encuentra en estos momentos de crisis económica en el punto de mira de los gobiernos autonómicos, que buscan cómo incrementar sus ingresos para reducir el déficit.

Cada comunidad fija la cuantía que debe pagar un cazador por practicar este deporte en su terreno (el precio suele ser entre 10 y 30 euros) y dependerá de si sólo es para caza menor (perdiz, liebre, conejo, codorniz y otras aves) o si se incluye caza mayor (ciervo, corzo, jabalí, sarrio, rebeco, cabra, gamo, muflón, arruio y lobo), en cuyo caso tendrá un recargo. Se estima que anualmente se produce una pequeña subida en el precio de las licencias que apenas llega al 1.02%, pero los cazadores temen ahora que la subida pueda ser este año más agresiva con el tema de los ajustes para vencer al déficit.

Además, hay que considerar que, en muchas ocasiones, quienes practican este deporte lo hacen en más de una región, lo que conlleva sacarse y renovar las licencias en más de una autonomía. A la licencia hay que añadir el seguro obligatorio del cazador, el permiso de armas en vigor y sus correspondientes licencias. Y esto implica un importante desembolso económico que no muchos aficionados pueden permitirse, a tenor de la realidad.

Según los últimos datos recogidos por la delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, en la provincia de Almería hay 16.529 licencias en vigor por valor de miles de euros. Y en lo que va de año han sido 2.506 los ciudadanos que la han obtenido.

El número de cazadores aumenta sensiblemente cada año, sin embargo, según fuentes de la Junta de Andalucía, «el número de licencias desciende, en parte debido a la avanzada edad de algunos y también a los efectos de la crisis».

Quien quiera obtener el permiso puede presentarse directamente a un examen organizado por la Delegación provincial de Medio Ambiente, o realizar un curso impartido por una entidad homologada. La identificación de las especies, el conocimiento de la normativa, la gestión de la caza y la ética del cazador son los temas que componen el grueso de los conocimientos que hay que superar para obtener la licencia.

Deja un comentario