El Seprona imputa por furtivismo a cuatro cazadores en Córdoba

Fuente: abc.es/cordoba

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil han imputado a cuatro cazadores —de edades comprendidas entre los 38 y los 66 años— un delito contra la fauna en una actuación enmarcada dentro de los servicios para la verificación y control de todas las modalidades de caza. Fruto de la misma, los agentes localizaron en el interior del vehículo de los imputados dos rifles de caza mayor, una carabina del calibre 22, tres armas blancas y 83 kilos de carne de ciervo ya despiezado.

 

La Guardia Civil tuvo conocimiento a través de varias informaciones recibidas que en acotados de caza mayor ubicados en términos municipales próximos a Córdoba, entre ellos Villaviciosa y Obejo, se estaban produciendo una serie de episodios de furtivismo. Las primeras investigaciones permitieron a los efectivos del Seprona saber que estos episodios pudieran estar siendo cometidos por cazadores furtivos que tenían su residencia en Córdoba capital, y que se trasladaban a los acotados en vehículos ocupados por más de dos personas y una vez cobradas las piezas regresaban a la ciudad para despiezar las reses abatidas.

El avance de las investigaciones permitió conocer que uno de los sospechosos, era propietario de un local de Córdoba, que podría ser utilizado para almacenar las piezas cazadas.

Ante ello, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio que permitió localizar en la mañana del pasado día 7 abril en las inmediaciones del citado local un vehículo ocupado por los ahora imputados, quienes reconcieron venir de una batida para justificar la carne despiezada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.