La Fundación Oso reclama precaución en las cacerías en las zonas con plantígrados

La entidad exige que no haya batidas en montes contiguos el mismo día y que los cazadores disparen siempre “a pieza vista” en el monte.

¿Puede haber caza en los montes de los territorios oseros? La Fundación Oso Pardo (FOP) asegura que sí, pero avisa ya de que se deben extremar las precauciones para evitar “encuentros no deseados” entre osos y cazadores. Los responsables de la entidad afirman que el corredor interpoblacional -que incluye los municipios de Aller y Lena- es un lugar especialmente delicado porque los plantígrados están en tránsito continuo. Es por eso que reclaman una serie de medidas, que incluyen que los cazadores disparen “a pieza vista” y no permitir batidas el mismo día en montes contiguos.

La reclamación de la Fundación Oso Pardo no es nueva, pero toma especial relevancia en estas temporadas por el incremento de jabalíes en los montes. “Sabemos que el jabalí es una especie cinegética y no nos oponemos a las batidas tradicionales”, señaló Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo. Estas batidas tradicionales, añadió, “se sustentan sobre la ética de la caza deportiva, con reglas como que la pieza tenga la posibilidad de seguir viva si ha superado la batida en el monte”.

Hay lugares en los que esa ética, apuntó Palomero, se ha perdido. La Fundación Oso Pardo denunció hace unas semanas prácticas de caza incompatibles con la conservación del oso en Cantabria. En zonas oseras, según la entidad, se han organizado varias batidas el mismo día y en zonas contiguas. “Eso es una barbaridad enorme”, clamó Guillermo Palomero. El experto destacó que puede acarrear problemas de seguridad para propios cazadores y también entre los cazadores y los osos: “Si lo haces en zonas oseras, permitir dos cacerías en montes contiguos es el desatino total”. El oso puede estresarse ya en la primera batida, escapar y encontrarse en un monte en el que hay otra batida: “En un momento que la sociedad cada vez es más anticaza, deberían de hacer las cosas de forma sostenible y presentable”, señaló el representante de la entidad conservacionista. El presidente de la Fundación Oso Pardo no quiere lamentar sucesos como los que se han registrado en Palencia. Según explicó Palomero, “se ha herido hace poco a un ejemplar y ya nos había pasado lo mismo hace un tiempo”. “Lo que no podemos permitir es que se extiendan estas prácticas, porque está claro que tendrán consecuencias muy negativas”, añadió el portavoz de la entidad.

No permitir dos batidas en montes contiguos es, a juicio de Palomero, la principal medida para proteger a la especie durante las batidas. La segunda recomendación es que los cazadores “disparen a pieza vista”. Esto es, que no se dejen llevar por su instinto y apunten contra un animal que está escondido entre matorral: “Los cazadores tienen que entender que un oso y un jabalí, a cierta distancia, se parecen mucho”, explicó Palomero.

Los responsables de la Fundación insisten en que consideran “viable” la práctica de la caza en los territorios oseros, pero siempre con límites. “Tenemos que esforzarnos para que todo funcione bien”, concluyó Guillermo Palomero.

Fuente: lne.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.