Indignación en Riaño al reservarse la Junta 98 venados para alimentar lobos

La Junta de Castilla y León ha informado de que el nuevo plan de caza de la Reserva Regional de Caza de Riaño contempla que los ciervos y las ciervas selectivas, un total de 98, se cazarán por la guardería para cebar a los lobos. El presidente de la Junta Vecinal de Barniedo, Nemesio Pando, señaló que se presentó un recurso que se opone a esta decisión.

En las alegaciones se entiende que si es necesario sacrificar algunas piezas para cebar a los lobos, estos ejemplares deberían salir a subasta entre los cazadores o los cazadores locales y “no perder un dinero que viene bien a los propietarios de los terrenos que somos las juntas vecinales”, señaló Pando. Denunció que para tomar esta determinación no se ha contado con los propietarios por lo que entiende que es irregular. “No se puede gastar ese dinero en cebar a los lobos cuando hablamos de un dinero que es parte de los propietarios. Resulta que al final valen más las venadas que los lobos”.

Las juntas vecinales calculan en 44.000 euros la cantidad que no ganarán por estas piezas 

El pedaneo considera que estas venadas se deben matar o bien a subasta o bien con permisos para los locales, pagando una cantidad que podría situarse entre los 80 y 100 euros. “Para cebar a los lobos se puede hacer con animales heridos, enfermos o con defectos, pero no con animales sanos. No se entiende que sean los celadores los que maten estos animales. Los celadores están para vigilar, no para matar”.

En la reserva de Riaño se van a cazar esta temporada tres lobos, con un precio de salida de 3.000 euros, mientras que las venadas que se van a dejar para los lobos tiene un precio de unos 450 euros, lo que significa más de 44.000 euros que se dejan de ingresar en toda la reserva, según denuncia Pando.

Además, recuerda que la empresa WildWatching Spain ceba a los lobos para su observación en Lechada y Pedrosa y “no matan ninguna venada. Si esta empresa lo puede hacer mejor lo podrá hacer Medio Ambiente cebándoles sin matar tanta venadas”. El plan de caza de la reserva contempla para esta temporada 18 ciervos tipo A, 80 ciervos tipo B, ninguno de tipo C y 96 hembras ciervas. El cuartel de Boca de Huérgano es el que más piezas cuenta con 21 de ciervos machos y 42 de hembras, frente a los 16 machos y 32 hembras de ciervos en el cartel de Picos.

Fuente: diariodeleon.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.