El aumento de la caza hace descender la tuberculosis en Extremadura

El director general de Agricultura y Ganadería de Extremadura, Antonio Cabezas, ha dicho hoy que la prevalencia acumulada de la tuberculosis bovina y caprina ha sido en 2017 del 9,75%, cuando un año antes fue del 12,96%, y que en lo que va de año es del 6,46%, por lo que “la enfermedad va en regresión y el brote se va controlando”.

Así lo ha aseverado en Mérida ante la Comisión de Medio Ambiente y Rural, y Políticas Agrarias de la Asamblea de Extremadura, donde ha comparecido para dar cuenta de esta cuestión.

A su vez, el director general de Medio Ambiente, Pedro Barcos, ha dicho que desde la constitución en 2015 de la Mesa regional de la Tuberculosis se ha trabajado en el control de la fauna cinegética y del sobrepastoreo, entre otras cuestiones.

Las medidas que se desarrollan, dentro del Plan de Caza de Extremadura, consisten en el establecimiento de vedas, las capturas de ciervas en diversas comarcas y más permisos para cazar ciervos y jabalíes, entre otras.

En este sentido, se ha registrado una importante presión cinegética sobre esos animales con la concesión de autorizaciones de caza tras los daños en las fincas, a lo que ha agregado que se va a actuar en la “monitarización” del entorno de la dehesa y se aprobará una orden de Ayuda a Cotos.

Cabezas ha explicado que en 2016 se hicieron 1,7 millones de acciones “tuberculinización” y el año pasado 1,9, y que entre ambos años la incidencia en los nuevos rebaños ha pasado del 6% al 4, y que la prevalencia acumulada en animales positivos ha pasado del 0,79% al 0,56%.

En lo que va de año, ha continuado se ha investigado a 6.103 explotaciones, el 60% de las fincas y el 62% de los animales, y que la prevalencia es del 6,46%, y no ha habido que hacer vacíos sanitarios.

Más en: elperiodicoextremadura.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.