Tasmania es el área con más atropellos de fauna salvaje

Con cifras que oscilan entre los 377.000 y 1,5 millones de animales atropellados cada año, Tasmania es el área con el índice más elevado de este tipo de accidentes de tráfico en todo el mundo.

Numerosos animales muertos yacen en las cunetas de las carreteras del estado australiano de Tasmania. Muchas criaturas se quedan huérfanas y otras miles sufren muertes lentas y dolorosas como consecuencia de las heridas inflingidas por los vehículos.

Los jóvenes marsupiales, por ejemplo, que quedan fuera o dentro de la bolsa de sus madres atropelladas corren el riesgo de morir de inanición pasados cinco días o ser víctimas de ataques de animales carroñeros, dado que los automovilistas no auxilian a los animales que arrollan. Una acción, aseguran las autoridades de Tasmania, que podría salvar sus vidas, según las últimas investigaciones.

Los estudios conocidos hasta ahora indican que los atropellos de fauna salvaje disminuirían considerablemente en el citado estado australiano si se limitara la velocidad de circulación de los vehículos en áreas de alta densidad de vida silvestre tanto al amanecer y como al atardecer, momentos del día en el que estos siniestros se disparan.

Entre las especies que con más frecuencia son víctimas de atropellos en Tasmania destacan las siguientes: ualabí, canguro, zarigüeya, demonio de Tasmania, águila, wómbat, lagarto y serpiente.

Fuente: abc.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.