Don Juan de Borbón, el cazador y el amigo

El padre de Alfonso Ussía escribió un libro sobre aquel a quien siempre reconoció como “su rey” y a quien ambos conocieron de cerca. Y ahora su hijo lo publica para rendir homenaje a la figura del progenitor de Juan Carlos I y también a la denostada caza de la perdiz.

Con Juan de Borbón podría haber pasado a la historia simplemente como el padre del Rey Juan Carlos I. Pero ha logrado tener reconocimiento a su figura gracias al enorme interés que ha causado su persona entre historiadores, intelectuales y escritores. Y no es para menos, ya que a lo largo de su vida acumuló numerosas vivencias que construyeron a un carismático personaje histórico. Alfonso Ussía presentó ayer, en un abarrotado Auditorio Abante de Madrid, un libro que relata algunos de los curiosos acontecimientos que le rodearon, “Don Juan de Borbón, Conde de Barcelona. Cacerías de perdices en España 1976-1991” (Ediciones El Viso).

En concreto, las experiencias que narró el conde de los Gaitanes, Luis de Ussía y Gavaldá, el progenitor de Alfonso Ussía (que se ha responsabilizado de la edición con la colaboración de José María Torrego e Íñigo de la Serna) están relacionadas con la caza de la perdiz, uno de los “hobbies” de Don Juan. Precisamente, el libro es un homenaje tanto a ello como al padre de Juan Carlos I, comentó el presidente de Abante, Santiago Satrústegui. Para él, la obra viene además a resaltar a una persona que “nos hace falta en estos momentos porque se trataba de un hombre con gran sentido de Estado”.

“Comentarios indiscretos”

Sin embargo, realmente la caza no era una de las mayores aficiones de Don Juan. De hecho, según Ussía, para él solo fue una “excusa para encontrarse con los amigos y quitarse la melancolía”. Toda la que había acumulado durante sus años alejado de España y de su gente. Entre esos amigos estaba el conde de los Gaitanes, que desde los 13 años ya escribía diarios sobre la caza de la perdiz, pues era un verdadero entusiasta de dicha actividad. Y ahora su hijo, Alfonso Ussía, ha decidido publicar este libro de vivencias con Don Juan como protagonista a pesar de que su padre no hubiese querido que así fuera. Entre otras cosas, porque “hay comentarios que no son discretos. Por ejemplo, ciertos nuevos ricos no salen bien parados en la narración original”, según explicó el escritor antes de disculparse por la indiscreción de publicarlo.

Más en: larazon.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.