Aragón seguirá vacunando contra la rabia cada año

Fuente: ElPeriodicodeAragón.com  – A. Ibáñez, 04/06/2012

Aragón seguirá siendo una de las pocas comunidades autónomas españolas en las que la aplicación de la vacuna contra la rabia es obligatoria anualmente. Este tratamiento es bienal en zonas limítrofes como Navarra, La Rioja o Valencia. También Murcia, Asturias, Castilla La Mancha o Castilla y León y Extremadura. En otras comunidades ni siquiera es obligatoria y ese es el caso de País Vasco o Cataluña.

Aunque esta misma semana se debatió una iniciativa del PSOE para que se adaptara el periodo de vacunación a los nuevos estudios epidemiológicos, el PP y el PAR rechazaron apoyarla. Hay un malestar muy extendido entre los cazadores aragoneses, que han solicitado en más de una ocasión que se admita esta demanda y acabar con el agravio comparativo. Se da otra circunstancia: en muchos casos, los perros de uno y otro lado cruzan los límites administrativos y mientras los de propietarios aragoneses pueden verse sometidos a una sanción, los de otras comunidades no.

También abundan las cacerías, en especial en Huesca, a las que asisten muchos cazadores vascos, que también están exentos de poner estas vacunas anualmente. La vacuna de la rabia en la especie canina es obligatoria en Aragón en virtud de la Orden de 6 de junio del 2006 del Departamento de Agricultura y Alimentación. En la campaña de vacunación del 2011 se vacunaron 96.511 perros en todo Aragón. Del total, de la provincia de Zaragoza se vacunaron 57.298 perros, en Teruel 18.315 y en Huesca, 20.898.

Según el portavoz socialista en la comisión de Agricultura, Ramón Laplana, las campañas de vacunación “no tienen ningún coste para el Departamento de Agricultura, ya que aun siendo obligatoria la paga el propietario del perro”. Y estas vacunas tienen un coste al ser inyectada por veterinarios que oscila entre los siete y los 30 euros. Según datos de fuentes socialistas, se pueden recaudar anualmente hasta tres millones de euros.

Los cazadores apuntan más directamente y acusan al Colegio de Veterinarios de presionar para que se mantenga esta vacuna cada año y poder ingresar una cuota de 1,85 euros por cada vacuna en su órgano profesional.

“Parece que en Aragón seamos extraterrestres y hagamos lo que no se hace ya casi en ninguna comunidad”, apunta Miguel Ángel Claver, delegado en Huesca de la Federación Aragonesa de Caza, quien traslada el malestar “generalizado” de los cazadores. “Hay un interés económico a costa del propietario de los perros, sin ningún otro argumento”, indica. Este colectivo tiene alrededor de 30.000 personas federadas. Muchas de ellas tienen más de un ejemplar canino, con lo que el gasto se multiplica anualmente.

Hasta ahora, la DGA defendía que el periodo de vacunación fuera anual porque Aragón es zona de tránsito de animales de compañía entre el norte de África, donde la rabia es una enfermedad endémica, y el resto de Europa. Pero otros estudios han motivado serias divergencias de plazos entre comunidades.

Deja un comentario