La subasta de La Culebra del 9 de marzo, suspendida por la sentencia contra la caza

La Junta Consultiva de la Reserva Regional de Caza Sierra de la Culebra decidió este marte “posponer la subasta de caza prevista para el sábado a la espera de una solución definitiva a la problemática suscitada por la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León por la que se prohíbe la caza en la comunidad Autónoma”, según informa la Unión de Campesinos-COAG.

Las pérdidas económicas por “el parón” de la caza son más que significativas teniendo en cuenta en el pasada temporada la cuantía reportada por el aprovechamiento cinegético en la provincia se cifra “en unos 200.000 euros” según informó el responsable de Medio Ambiente de COAG-Zamora, José Manuel Soto. Pero a esta cuestión económica se suma al convicción de que si no se realiza un control de la fauna “las consecuencias serán gravísimas para el medio rural debido al incremento de los daños”.

La organización agraria pone de manifiesto que “los datos aportados en la reunión evidencian la necesidad de caza y control de fauna. Así se constata con el incremento en el número de ataques de lobo entre la campaña 2018 y 2017 en la propia Reserva de Caza Sierra de La Culebra, en aproximadamente el 200% al pasar de 17 a 49 ataques, y por un importe indemnizable respectivo de 9.000 euros a más de 30.000 euros”.

Asimismo, según indica COAG, “en la citada reunión se acordó la devolución de los importes procedentes a los cupos de lobo asignados en la anterior subasta por no haber podido ejercerse debido a la suspensión de la caza del lobo en Castilla y León. Dicho importe asciende a aproximadamente de 65.000 euros , importe del que se verán privado los Ayuntamientos del ámbito de la Reserva, y por extensión sus habitantes”.

El representante de COAG ante la Junta Consultiva, José Manuel Soto, “ha insistido en la necesidad de buscar una solución urgente y de garantía al problema de la prohibición, de forma cautelar, de la caza a partir de la sentencia del TSJ de 21 de febrero de 2019, pues el incremento de población de fauna es alarmante, provocando, como se demuestra con los datos ofrecidos, daños importantes en agricultura y ganadería, accidentes de tráfico y mayor problemática de sanidad animal“.

La organización agraria COAG – Zamora ha solicitado a la Junta de Castilla y León “que realice todas las acciones a su alcance para conseguir que se permita la caza en la presente campaña, sino se producirá un incremento en la población de fauna y en consecuencia un incremento en daños en agricultura y ganadería”. Una solicitud ya reiterativa y persistente.

La suspensión de la subasta en Villardeciervos deja en el aire la puja por unos setenta ejemplares, repartidos entre ciervos, corzos y lobos, con algunas batidas de jabalí. Destacan por su categoría los ciervos y también los lobos, que atraen a cazadores de diferentes puntos del país interesados por unos ejemplares desarrollados en libertad y con una impronta salvaje ajena a otros muchos espacios cinegéticos.

COAG confía en que las Cortes regionales “modifiquen la normativa de caza y enmiende lo que se ha hecho mal”, y Soto reitera que “los residentes tenemos nuestros derechos”.

 

Fuente: laopiniondezamora.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.