Aragón quiere incrementar la superficie protegida en zonas con acuerdo social

Fuente: ElCorreo.com – 12/06/2012

Una de las principales líneas de actuación del departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente es incrementar las zonas protegidas de la comunidad, tanto en su figura de parque nacional como de parque natural, en aquellos lugares en los que exista predisposición y acuerdo social.

Así lo ha confirmado hoy el director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, quien ha comparecido ante la comisión correspondiente en las Cortes de Aragón a petición del consejero, Modesto Lobón, para explicar las líneas de actuación principales de su área.

Munilla ha indicado que en cuanto a los espacios naturales protegidos, el departamento trabaja para declarar un nuevo parque natural en Teruel, única provincia aragonesa que no dispone de esta figura, y que la zona que se baraja es la de los Puertos de Beceite, para así cerrar el círculo de un área que ya cuenta con protección en las provincias limítrofes de Tarragona y Castellón.

Ya lo anunció el consejero Lobón tras la última reunión del consejo de gobierno, pero hoy Munilla ha precisado que aunque los Puertos de Beceite sean “un buen candidato”, no son “el único” para obtener esta declaración que “rellenaría el hueco” en la provincia de Teruel, huérfana de estas figuras.

En todo caso, ha precisado que si no hay acuerdo con los municipios y agentes sociales de la zona, “no se hará”. Además, ha recordado que la intención es declarar un nuevo parque nacional en Huesca, para avanzar en la intención de dar al Pirineo un mayor rango de protección.

Ya se están negociando estos proyectos, para conseguir que tengan apoyo local, ha dicho Munilla, quien ha precisado que también se está hablando con los agentes sociales de Monegros para determinar si en esa zona podría impulsarse alguna figura de protección.

Dentro del área de trabajo del aprovechamiento racional del patrimonio natural, Munilla ha hecho referencia a los planes de mejora de la gestión de la práctica cinegética y de pesca, actividades que generan importantes recursos para las zonas en las que se practican y que dinamizan otros sectores, como el turístico.

Ha dicho que se va a desarrollar el reglamento de la ley de caza de 2002 y que su objetivo es conseguir en este aspecto la “paz” social entre los propietarios de los cotos y los cazadores y los agricultores, que deben verse como aliados porque los cazadores contribuyen a limitar la población de especies que causan daños a la agricultura.

Otras de sus prioridades, ha dicho, son relanzar definitivamente el catálogo de árboles singulares de Aragón, desarrollar el catálogo de especies amenazadas y gestionar un banco de datos de biodiversidad.

En cuanto a acciones “horizontales”, el departamento trabaja en el mantenimiento de comederos para aves necrófagas, en el seguimiento de las especies invasoras, en los convenios para minimizar el riesgo para las aves de los tendidos eléctricos o en erradicar el uso de venenos.

Deja un comentario