Los cazadores piden la suspensión de la temporada por los daños de la sequía

Fuente: LaProvincia.es – A. C., Puerto del Rosario, 14/06/2012

Los cazadores majoreros han vuelto a dar un ejemplo de conservacionistas. Han decidido, junto al resto de miembros del Consejo Insular de Caza, proponer que no se abra la temporada de caza en la isla como consecuencia de la grave sequía que ha afectado a la reproducción de las especies. Como alternativa proponen entrenar sus perros en las zonas de volcanes.

 

La iniciativa de los cazadores isleños ha sido elogiada y aplaudida por diversos colectivos deportivos y sociales. El Consejo Regional de Caza se reúne hoy en la capital grancanaria y aprobará el calendario cinegético para este año.

Sin lluvias no hay sementera y tampoco reproducción de conejos y perdices. Los cazadores majoreros han sacrificado su afición por la actividad cinegética y su pasión por los perros para que el campo se recupere.

Las distintas sociedades de cazadores coincidieron en la necesidad de no abrir la temporada de caza ante la grave situación que padece el campo. De forma unánime acudieron al consejo insular y su propuesta fue respaldada por el resto de miembros.

El consejero insular de Deportes y Caza, Antonio Mesa, agradeció “la sensibilidad y la colaboración mostrada por todos los representantes del colectivo, adoptando esta propuesta de forma unánime porque todos entendíamos que era lo más razonable. Para ello se valoraron también las aportaciones de los especialistas, que coincidían en lo mismo”. Además, añadió, que ” de forma paralela trabajamos en la disposición de campos de entrenamiento para perros de caza, a fin de mantener los animales en óptimas condiciones, y que se irán materializando en las próximas semanas.

El presidente de la Sociedad de Cazadores de Fuerteventura, Atanasio Cabrera, expuso en nombre del resto de compañeros, las quejas del colectivo por la actitud del Cabildo majorero respecto a la gestión cinegética “pues mantiene desde hace meses los comederos sin comida”.

Deja un comentario