Opiniones

¿Verdaderamente estamos ayudando a la caza? Por Ignacio Ducay

verdaderamente estamos

¿Verdaderamente estamos ayudando a la caza? Esta pregunta que se hace un joven cazador, el futuro, tal debiéramos hacérnoslas los que tanto presumimos de pasado.

-No todos defendemos la caza, simplemente la disfrutamos y dejamos que el resto haga el trabajo de defenderla por nosotros.

-Lo fundamental para promover la caza es estando orgulloso de ser -cazador y de por supuesto no esconderlo.

-Ayudar y defender a la caza van de la mano, hoy en día creo que es la asignatura pendiente de todos y creo que es en lo que tendríamos que hacer más hincapié.

-Mientras yo disfrutaba, otros cazadores se desvivían por proteger y ayudar lo que más me gusta y yo ni si quiera sabía de ellos, ni de su esfuerzo y trabajo.

Cavando nuestra tumba

Somos muchos los cazadores que día a día nos preguntamos si la caza es defendible, si de verdad existe la posibilidad de cambio y de aceptación por parte de la sociedad, si realmente estamos yendo por buen camino o cada día nos vamos cavando nuestra propia tumba.

Yo personalmente creo que sí, estamos yendo por buen camino, está habiendo un cambio y el colectivo de los cazadores está creciendo (sobre todo en los jóvenes) pero debemos seguir luchando y enseñando día a día nuestra manera de defender y ayudar a la naturaleza, porque en definitiva un cazador es aquel que entiende a la naturaleza y sabe aprovecharla.

No todos defendemos la caza 

Simplemente la disfrutamos y dejamos que el resto haga el trabajo de defenderla por nosotros. Pero señ[email protected] esto es una grandísima equivocación, TODOS debemos de ayudar y defender a la caza si de verdad queremos seguir practicándola.

Promover la caza lo conseguimos en nuestro día a día, granito de arena a granito de arena, iremos construyendo montañas.

Es un trabajo duro, de mucho esfuerzo y de mucho tiempo, pero como todo en esta vida, si algo quieres algo te cuesta.

Lo fundamental para promover la caza es estando orgulloso de ser cazador y de por supuesto no esconderlo.

¡Hay que normalizar la caza a los ojos de la sociedad!

Si hay alguien que no lo entiende dedicarle unos minutos a explicárselo y si aun así sigue sin entenderlo, saca lo positivo, por lo menos los has intentado.

Hacer que nuestros conocidos y amigos entiendan y si pueden practiquen (aunque sea solo por un día) lo que realmente es cazar. La gran mayoría quedará alucinada e impresionada de toda la información que se recibe en tan solo una salida. No tiene por qué querer convertirse en cazador, pero por lo menos te aseguras de que él y su círculo lo entenderán.

Ayudar y defender a la caza van de la mano, hoy en día creo que es la asignatura pendiente de todos y creo que es en lo que tendríamos que hacer más hincapié.

Me gustaría lanzaros una pregunta y que interiormente y con toda la sinceridad os respondáis a vosotros mismos.

¿Cuánto he ayudado yo a la caza?

Muchos os pasarán como a mi hace 5 años, cuando lo único que hacía era ver la parte bonita de la caza, llegar el fin de semana coger el coche, el macuto y el rifle para aventurarme a cazar sin hacerme más preguntas que…  ¿Tendré suerte hoy?

Esta era lo forma pasiva de vivir la caza, quitándome de problemas y de preocupaciones, ya habrá alguien que me defienda la caza no se puede acabar.

“Yo lo estoy haciendo bien”

Estaba completamente equivocado. Mientras yo disfrutaba, otros cazadores se desvivían por proteger y ayudar lo que más me gusta y yo ni si quiera sabía de ellos, ni de su esfuerzo y trabajo.

Con el paso del tiempo y con el fin de seguir conociendo y aprendiendo sobre el mundo de la caza, me iba dando cuenta de la situación en la que nos encontramos. De repente un día recibía vídeos de asesinos maltratando animales (los cuales se hacían llamar cazadores) y eso no era lo que yo entendía por ser cazador, estaban manchando nuestro nombre y yo seguía con los brazos cruzados diciendo: “Bueno, alguien lo solucionará”

Es entonces cuando ves que todo empieza a mediatizarse, que empiezan a viralizarse todos esos vídeos de maltrato animal y que encima llega a las televisiones más influyentes de nuestro país mostrando una imagen lamentable de lo que la sociedad cree que es la caza.

En ese momento me pregunté:

¿Quién nos defiende frente a esto?

Sabía que existían asociaciones y organizaciones que en un principio eran los encargados de hacer ese trabajo, pero y ¿Cuántos eran? ¿Qué actividades realizaban? ¿Cómo funcionaban?  ¿Cuáles eran los medios con los que disponían para defendernos?

«De repente un día recibía vídeos de asesinos maltratando animales (los cuales se hacían llamar cazadores) y eso no era lo que yo entendía por ser cazador».

Entre todas ellas di con dos que me llamaron más la atención puesto que podía ver mi pensamiento y ética como cazador reflejado en ellas. Estas dos asociaciones u organizaciones eran la ACE (Asociación del Corzo Español) y el SCI Iberian Chapter (Safari Club Internacional) por lo que decidí unirme a ellos y ayudarles con la aportación económica de socio, (granito de arena a granito de arena…)

Estas asociaciones u organizaciones lo único que intentan hacer es demostrar y defender el por qué de la caza, pero evidentemente para funcionar necesitan de sus socios y de su confianza para seguir avanzando y luchando por nosotros.

Una reflexión

El por qué de está reflexión viene de aquí, el otro día el SCI en una de las muchas acciones que realizan a lo largo del año, hizo una donación de carne de caza a distintas organizaciones para dar de comer en Navidades a la gente menos favorecida.

Ni más ni menos que ¡¡4.000 raciones!! que ayudarán a pasar una noche caliente, agradable y rica a personas que no se lo esperan en absoluto y que estoy seguro agradecerán enormemente.

Está acción ejemplar ocurrida hace un par de semanas, no ha surtido ningún efecto ni respuesta por parte de ningún medio, ni si quiera dentro del propio colectivo de cazadores. Me da mucha pero que mucha rabia saber que hay personas que están dispuestas a darlo todo para ayudar al mundo de la caza y ni si quiera los propios cazadores, somos capaces de al menos reconocer ese esfuerzo y esa acción que engrandece el nombre del cazador.

Desde aquí daros las gracias y la enhorabuena por tal acto, es un orgullo poder formar parte de esa acción como socio del SCI.

Creo y apuesto por el futuro en la caza

No dedicaría mi tiempo en escribir estas palabras si no lo pensase. Lo único que necesitamos es apoyar y confiar en este tipo de asociaciones y organizaciones que se implican en defender y ayudar al mundo de la caza.

Organizando actividades para formar e instruir a los más pequeños, dando comida gracias a lo que cazamos a personas que no tienen, luchando porque aparezcamos en periódicos y que la gente nos lea, realizando estudios científicos a animales que nos hacen entender más la naturaleza, organizar eventos dedicados a la unidad de los cazadores y un sinfín de proyectos a las puertas esperando de la ayuda de más cazadores que se quieran hacer socios para que se puedan llevar a cabo.

Con esto quiero decir, que no tengamos miedo de unirnos a proyectos como estos, es un esfuerzo económico sí, pero la recompensa será mucho mayor. Si unos pocos han conseguido tanto imaginaros lo que podríamos llegar a conseguir siendo muchos.

Os animo a que entréis y echéis un vistazo a las que personalmente considero que están realizando un excelente trabajo: ACE, SCI y ARTEMISAN. Y qué ojalá seamos muchos más los que apoyemos este tipo de asociaciones y organizaciones que defenderán todos y cada uno de los principios que conlleva ser un cazador.

De un cazador para los cazadores.

Por Ignacio Ducay cofundador de Young Wild Hunters

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.