¡Yo tb corro por Eugenia y Andrea! Dos destinos unidos por la senda de la vida

Desde hace unas semanas llegaron a mis oídos dos historias llenas de vida y de esperanza, de la mano de unos amigos monteros.

 

Andrea y Eugenia son dos pequeñas amigas que caminan juntas por la senda de la vida, gracias al esfuerzo y dedicación de sus padres que, sin darse cuenta, las han unido en un mismo camino.

Andrea es una niña natural de Niebla (Huelva) que, debido a una rara enfermedad, necesita de un tratamiento específico en el extranjero y cuya familia iliplense lleva recaudando fondos desde hace meses.

Eugenia es otra pequeñaja que, al igual que Andrea, necesita un tratamiento específico costoso para su familia, la cual está recaudando fondos desde hace mucho tiempo.

Ambas señoritas han tenido el apoyo de muchas personas y también de los cazadores, han sido varias monterías y actos cinegéticos que se han organizado para recaudar fondos para estas princesitas.

El pasado 23 de diciembre la CDC Murallas de Niebla organizó una montería solidaria para recaudar fondos para la pequeña Andrea y otros niños, consiguiendo una importante cantidad de dinero, con el apoyo de 117 socios que se presentaron a los pies de la sede de esta humilde sociedad.

Por otra parte, la Peña Montera los Zahones también se reunía el pasado 1 de diciembre en Torralba en Hornachuelos, para conseguir fondos para Eugenia y otros niños, vistiendo las camisetas oficiales de esta asociación, Run4smiles

Run4smiles es una asociación creada para recaudar fondos para niños con diversos problemas de salud, en su página web, www.run4smiles.wordpress.com/ podéis informaros más y conocer los productos que tienen a la venta para recaudar fondos.

Desde estas líneas que me brinda Caza Wonke, deciros que ‘Yo tb corro por Eugenia y Andrea’, apuntaos a correr y veremos que la senda de la vida, aunque esté llena de montañas, barrancos, cielos y nubes, la escribes tú cada día en cada paso, en cada instante, en cada segundo y entre todos podemos dar un paso por todos estos pequeños duendes que nos llenan de vida.

Deja un comentario