Así está España: del gran imperio al western americano

Queridos amigos, desde lo alto de mi atalaya contemplo un nuevo amanecer de esta bella Sierra Morena, a la cual os invito a subir un día para comprobar que, estés donde estés, observo todos los rincones de nuestra hermosa España.

 

Cada día que amanece es para llevarse las manos a la cabeza. La verdad es que no doy crédito a todo lo que veo desde mi sierra: puedo contemplar desde un águila cazando hasta un chorizo con patas y un gran saco a sus espaldas lleno de dinero.

Hace unos días, cuando me desperté, me quedé con la boca abierta cuando a nuestro amigo y gran aficionado a la caza, Jesulín de Ubrique, le retiraban de su domicilio dos osos, un jaguar y una cebra por salir en el fondo de una entrevista que le hicieron al diestro en su casa, mientras que algunos furtivos, por matar especies en peligro de extinción o no tener permisos para matar un venado o un jabalí, quedan libres por unos simples 600 euros, por lo que puedo decir que ¡así está España!

Continuaba el día y saltó otro gran bombazo: prisión para Emilia por comprar con una tarjeta de crédito, que se encontró, alimentos y otros productos para sus hijas por un valor de casi 200 euros, mientras que otros, por robar millones de euros y llevar a la bancarrota a ciertos bancos, siguen teniendo grandes casas y fincas, así como una vida de lujo.

Tocaba el día a su fin cuando cayó la gran bomba atómica, el MARM (Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino) da luz verde para las explotaciones y almacenamiento de gas en el Parque Nacional de Doñana mientras que queda totalmente prohibida la caza dentro de este Parque.

Lo increíble es que, como intentes poner un pie en una de las dunas de este espectacular Parque Nacional, te pueden cortar la pierna o, como te atrevas a tirar un trozo de pan a las aves, te arrancan el brazo de cuajo en el mismo instante. Lo que yo no entiendo es cómo, de tener unas normas muy restrictivas para conservar la virginidad del entorno de su fauna y flora, las cuales apoyo, ahora te montan unas explotaciones de gas en el mismo corazón del Parque… No les basta con lo que ocurrió en Aznalcollar, sino que necesitan que algún día aquello reviente y no quede ni el Tato; entonces diremos: “Aquí vivían el lince ibérico y otras especies amenazadas…”.

Por una vez en la vida tanto cazadores como conservacionistas y ecologistas caminamos y denunciamos esta aberración contra la fauna y flora de este paraje idílico lleno de vida y colores, donde la noche se funde con el día y la luna con el sol.

Se hizo de noche desde mi atalaya y lo único que puedo decir es que ¡así está España! Del gran imperio que fue de la mano de Carlos V al propio western americano en que se está convirtiendo mi tierra, nuestra tierra, donde no existen leyes, sino que cada cual se las salta o se las crea según le convenga. Acordaos, amigos míos, que acabaremos en la plaza del pueblo resolviendo los problemas como en el salvaje Oeste, a duelos de pistolas ante tanta injusticia de hoy en día.

Aquí y ahora, desde lo alto de esta bella Sierra Morena, cierro los ojos para contemplar otro nuevo día, donde espero que las aguas vuelvan a su cauce, recorriendo el ciclo de la vida.

 

Deja un comentario