ENDECA condena el tratamiento de los medios a la muerte de ‘Cecil’

 

león cecil

Desde ENDECA queremos manifestar nuestra condena y repulsa por el tratamiento que se le ha dado desde diferentes medios de comunicación a la muerte de Cecil.

Jamás se había orquestado una campaña en contra de la caza y los cazadores y en especial en contra de la caza en España y de los cazadores españoles como la que ha llevado el periódico El Mundo.

La falta de rigor en las noticias que se iban publicando han pasado por tergiversar malintencionadamente la realidad de los hechos y no solamente de los hechos, sino de los propios  autores.

Por desgracia, en este momento, en España, lo que vende es un titular de noticia como la publicada el 25 de julio: “En busca del cazador español que mato a Cecil“, y en esa misma noticia se manifiesta que es un tal “Johnny Rodrigues” el que informa de la “aterradora noticia” de la muerte de un león humanizado.
Banner_Lateral endeca

Nos cuesta creer que el Sr. Rodrigues, con el cargo que ocupa, presidente de la Zimbabwe Conservation Task Force, no tenga acceso inmediato a las licencias de caza de la zona y, por tanto, del mismo modo, al nombre y apellidos del cazador. Obviamente, le es más fácil desviar la atención sobre su responsabilidad hacia otra persona mediante afirmaciones maliciosas.

Ese no es el motivo de la repulsa. Sí lo es el que se hayan recogido las manifestaciones de ese “señor”  en un periódico de reconocido prestigio, todo ello, como se ha podido deducir por el cambio del cariz de la noticia, que lo único que ha conseguido ha sido -probablemente ha sido esa la intención del redactor apoyada por el periódico- demonizar a los cazadores españoles de forma gratuita y todo ello sin rigor alguno, con falta a la verdad y nula investigación sobre los hechos que no sobre la vida del cazador estudiada hasta el último detalle.

No se ha dado la información de forma objetiva, sino ajustada a una intención determinada: atacar a la caza. No se ha mencionado en ningún momento que la caza del león (que, por cierto, no fue dentro de la reserva como se mencionaba inicialmente) es una actividad legal en Zimbabwe y en otros muchos países africanos; tampoco se dijo que es legal la caza con arco y flechas; también se obvió que cebar a un animal es práctica habitual y legal; y, por supuesto, tampoco se dijo que no es ilegal cazar a un animal con radiotransmisor, si bien, en este último caso, éste debe ser reintegrado a la reserva o a propietario del mismo.

Tampoco se informa que la linea imaginaria que existe entre la reserva y la zona de caza privada puede ser cruzada por cualquier animal sin necesidad de ser atraído.

¿Por qué se omite que cualquier cazador, para ejercitar la caza en Zimbabwe, debe ir acompañado desde el primer momento hasta el último, de un scout impuesto por el Gobierno? La función de éste es la de controlar que la caza se lleve a cabo de forma correcta y que los abates sean  los previstos en la licencia, permiso que todos y cada uno de los cazadores obligatoriamente deben obtener y pagar al Gobierno para que controle y mantenga el equilibrio de su población, y a su vez con parte de los importes de los mismos favorecer el desarrollo de las tribus de la zona de caza.

¿Cómo puede un periódico como El Mundo seguir creyendo en las falsedades vertidas por el Sr. Rodrigues?, que poco después manifestaba otra muerte de un león, esta vez Jericó, hermano de Cecil, que había muerto defendiendo a los cachorros de su hermano. Vamos, una tragedia griega que le permitía mantener su puesto, no realizado con la debida diligencia a tenor del resultado. Dos días después apareció el león que había ido a darse un vuelta por su territorio, pero poco eco ha tenido esa noticia, no vende.

Tampoco se ha publicado nada sobre la sanción que se le ha impuesto a ese mismo Sr. Rodrigues,y a la sociedad que preside por difundir noticias falsas y malintencionadas sobre la vida salvaje en Zimbabwe. Eso no es importante.

No solamente eso, ya conocida la nacionalidad del cazador, se continúa el ataque hacia la caza en España, manifestando que ese, precisamente ese “malvado cazador” cazó en España y qué cazó y cuánto cazó. Que se sepa, toda la caza llevada a cabo por este señor en nuestro país fue de forma legal y controlada, y los trofeos debidamente exportados a su país. ¿Qué se pretende?

¿Porqué impunemente puede un periódico condenar a una persona por hechos no corroborados que han llevado a su linchamiento social? ¿Dónde están los valores que rigen nuestro ordenamiento encabezados por el principio de inocencia?

Desde ENDECA condenamos ese tipo de periodismo y estaremos pendientes para, en caso de menoscabar la dignidad del cazador de forma ilegal, iniciar las acciones legales que correspondan para defender los intereses del cazador.

Igualmente, proponemos estudiar a todos los cazadores la posibilidad de analizar alternativamente otros medios de prensa y comunicación que no ataquen nuestro colectivo de forma indiscriminada.

Por todo ello, iremos informando en nuestra página de la compañías que de alguna manera hagan campaña en contra de la caza y que cada uno obre en consecuencia.

ENDECA, EN DEFENSA DEL CAZADOR

 

Deja un comentario