Pluma invitada

Pluma invitada

¡Con Dios, Manuel!

En recuerdo de Manuel Fernández García, “Manolillo, el de la Lila” para los amigos

De vez en cuando la vida nos da un toque de atención para que nos demos cuenta de lo que verdaderamente es importante y sepamos valorar en su justa medida aquellos otros problemas que, en realidad, bien mirados, no los son tanto.

Pluma invitada

La sarna en el Parque Natural de Redes

Los montes del Parque Natural de Redes apestan a podrido. Los cadáveres en descomposición de venados se reparten por su territorio, víctimas de una epidemia que acabó con los rebecos y ahora, que empiezan a recuperarse, está arrasando con ciervos, corzos y zorros. La sarna sarcóptica, una enfermedad cutánea producida por un ácaro, acaba por matarlos después de una terrible agonía. Desorientados por la fiebre, bajan a morir a huertos, caminos, regueros e, incluso, a pueblos.

Pluma invitada

Una decisión personal

‘Piensa. Aliméntate. Ahorra’. Éste es el lema elegido por la ONU para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente este año, una conmemoración que conlleva una campaña para reducir los desechos y las pérdidas de alimentos, la denominada huella alimentaria. Porque parece que las prácticas asociadas a la generación de alimentos están detrás de gran parte de los principales problemas ambientales y de sostenibilidad a nivel global, como la ocupación de suelo, la contaminación, la falta de agua potable o la deforestación. Frente a ello, e incomprensiblemente, 1,3 billones de toneladas de alimentos se pierden o se desperdician en todo el mundo cada año, y sólo con la comida que se desecha en Europa en ese periodo podrían alimentarse 200 millones de personas.

Pluma invitada

Los [email protected] del siglo XXI

 Tras tanta información y protestas en contra de la caza, de la tauromaquia, etc., esta mañana me he despertado con una gran curiosidad: entender qué se les pasa por la mente a estos individuos, entender su forma de proceder, sus ideas, sus razonamientos, su modus operandi, cómo financian sus «movimientos», etc. Todo ello, aplicando una de mis máximas que es la de «conocer antes de hablar», para que mis comentarios tengan una base más o menos sólida.