Suerte repartida entre los monteros de ‘Solana’

solana_9012

Borja Galavís citaba a sus monteros en el secadero de Dehesa de Solana, para cazar precisamente esta finca. Setenta posturas y dieciocho rehalas para las mil doscientas hectáreas a cazar. Mucha afluencia de público nos juntamos en esta mañana donde, con grandes expectativas, acudíamos a cazar junto a Vegas del Sever.

La mañana muy fría, con lluvia a rachas, hizo que todos nos apiñásemos dentro de la carpa para el desayuno y sorteo. Éste, como viene siendo habitual, comenzó por armadas tras las últimas indicaciones de Borja y, en esta ocasión, los gamos no entraban en el cupo.

Con viento desapacible marchamos los cierres, el mío en suertes, el 3 del Cierre del Castelo, cara al río. Bordeando la finca y a la altura del Cierre de la Higuera, que montaba Alejandro, vimos como se salía una buena pelota de reses, donde iban tres magníficos ejemplares. El día de agua propiciaba a que las reses estuviesen movidas y no se encontrasen en sus encames habituales por estar mojados, esto, sumado al intenso viento, motivaba un extraño comportamiento en los animales.

Desde la colocación de las primeras armadas, se pudieron escuchar algunos disparos sueltos por los Cierres del Cebadero, o el de las Llanas, los cuales veían como grandes pelotas les entraban a primera hora, consiguiendo abatir algunos bonitos ejemplares. Con la suelta de las rehalas, comenzaron a repartirse los lances, observando que las reses se encontraban en los bordes de la mancha; así, las traviesas de Fuente Herrada y de Las Casas jugaban los primeros lances a los escurridizos jabalíes.

Poco a poco la jornada fue avanzando y mis esperanzas de jugar lance iban viéndose truncadas por un viento portugués que nos azotaba el cogote, mientras las gotas de lluvia hacían de esta jornada un incordio. Pero, como se suele decir, del hocico al rabo todo es toro, y una ladra lejana con el vocerío de “¡Ahí va el venado pa tras!”, me ponía en alerta. Segundos más tarde el crujir de monte llamaba mi atención y veía claramente como un precioso venado de grandes astas blancas se acercaba inminentemente a mi postura un poco enmontado. Lo dejé cumplir y lo fallé como se suelen fallar los bichos grandes, enterrando los tiros en lo más hondo del terreno.

solana_9019Las rehalas cazaron estupendamente la mancha de vuelta a los furgones, a un ritmo rápido, dado que el viento y el agua a rachas no dejaba de azotarnos. Así, me dio tiempo a fallar otro lance, y es que cuando el día no está, no está.

A última hora los perros levantaron un tremendo cochino que era errado en las traviesas de Las Bañas y La Propiedad, y se salía de mancha por el Cierre de los Molinos a la altura del nº 4, el cual, con el rifle ya descargado, vio como pasaba rodeado de canes un buen navajero, asestando puñaladas a diestro y siniestro, finalmente, se volcó hacia Cabeza Negro y se perdió de vista río abajo. Una buena comida nos esperaba en el secadero de Solana y allí compartimos lances con los compañeros y nos secamos la ropa con las candelas allí preparadas.

El plantel final mostró un total de 32 venados, destacando 12 de muy buen porte y 18 jabalíes con dos navajeros entre ellos, más quince ciervas que completaban la jornada. Jorge Lucas se hacía con un muy buen venado en el nº 5 de la Traviesa de la Punta, José Rodríguez en el dos de la Traviesa de las Casas también lograba un muy buen venado, Julio Bohíga conseguía un bonito navajero y un venado, y así la suerte se fue repartiendo, donde el Club Montero Charro fue el protagonista con 7 reses abatidas entre sus componentes.

Una crónica de Carlos Casilda

solana_9009

FICHA

Organización: Vegas del Server
Localidad: Valencia de Alcántara
Fecha: 13/12/2014
Puestos: 76
Rehalas: 18
Cupo: 2 venados
Tipo finca: abierta
Nº ha monteadas: 1.200 ha
Venados:   32
Jabalíes:   18

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.