La mancha ‘Lanchares’, de la finca ‘Valdelosajos’, acusó la intensa lluvia

 lanchares montería IMG_4495

El hombre del tiempo anunciaba lluvias torrenciales, y no se equivocó. Con esa premisa, daba cita a sus monteros Paco Berjano, en la mañana del 18 de octubre, en el Hotel de Encinasola.

Había cazadores venidos de distintos puntos de la geografía española: vascos, catalanes, gaditanos, extremeños… Toda una amalgama de aguerridos monteros que no se iban a achantar por el agua, máxime, cuando se caza con una orgánica que se ciñe a la normas de la montería tradicional en abierto. “Si ponía agua, con agua cazaremos”, comentaba Paco durante la víspera a la cacería.

Ocho de la mañana del día de autos y llovizna levemente. El personal desayuna preocupado por lo que móviles y metereológos predecían, pero, lejos de achantarse, a las nueve y diez comienza el sorteo. Sin dilaciones, fueron saliendo las distintas armadas. El Cierre de Valdelosajos, el del Puente o el del Olivar fueron los primeros en salir.lanchares montería IMG_4506

En suertes me tocó el seis del Cierre del Olivar y todavía no había llegado a mi puesto, cuando, en uno de los primeros se escuchaba, a pesar del tronar de las gotas en el paraguas, el primer disparo de la montería.

lanchares montería IMG_4492Los Cierres de Valdelosajos y del Olivar jugaban lances antes de la suelta. Desde la colocación de las primeras posturas, la lluvia arreció a vivos y muertos, monteros envueltos en capotes, paraguas que no dejaban de repicar y las cencerrillas de los canes, sordas en un día de golpetazos y resbalones, comenzaron a agitarse a las once menos diez de la mañana.

Agua, agua, y más agua. Tónica general de un día en el que los disparos eran sordos o sordos estábamos nosotros. Ladras entrecortadas, perros que no paraban de sacudirse las orejas y lances fallidos fueron tónica general.

lanchares montería IMG_4510Una clara dio un stand by al demencial día, permitiendo cazar durante al menos 20 minutos exentos de paraguas, y ese tiempo, fue como estar en el paraíso. Olor a monte mojado que penetraba hasta el cerebro, sonidos de ladras tras los cochinos entre las jaras y disparos que, aunque lejanos, hacían permanecer atentos. Pero sólo fue un espejismo, la lluvia volvió y el aire y el paraguas y la sordera.

lanchares montería IMG_4499Sobre la una y media levantaba armas el postor, con los perreros acelerando el paso a los furgones, con los monteros calados hasta los huesos y con lances fallidos y acertados. Afortunado el puesto cuatro del Olivar, con una cochina abatida. Un buen venado era fallado por los ocupantes del puesto de RIM en el dos de la misma armada y un buen venado, se salía justo después de soltar los puestos, por los ojos del puente de la carretera.

Lances hubo por doquier, en un día de los que hace a uno reconsiderarse su afición. Al final, en el plantel, 18 venados, 6 jabalíes y 21 ciervas, destacando la calidad global de todos los venados, exceptuando uno curioso que mostraba un cuerno hacia abajo. Desmerecido resultado por un día en el que la lluvia, no dejó estar lo que estábamos. Pero, como decía Paco Berjano, así se cazaba antes, con lluvia, con sol y con lo que viniese, y así cazamos nosotros, a quien de verdad nos gusta el campo. Terminaba así la segunda jornada para Monteros de Encinasola, que ya trabajaba en el siguiente fin de semana.

Una crónica de Carlos Casilda.

FICHA
Organiza: Monteros de Encinasola
Montería: Valdelosajos
Macha: Los Lanchares
Localidad: Encinasola (Huelva)
Fecha: 18-10-2015
Puestos: 50
Rehalas: 12
Cupo: libre
Tipo finca: Abierta
Ha monteadas: 750
Venados: 18
Jabalíes: 6

Deja un comentario