Un venado impresionante en ‘La Forestal’ con la Sociedad de Cazadores La Frontera

 

Manuel Márquez con el espectacular y precioso venado que cobró.

CRÓNICA

En la mañana del pasado tres de febrero, cazaba la Sociedad Local de Cazadores La Frontera, de la pacense localidad de Oliva de la Frontera, la última de sus manchas que todos los años ofrece a sus socios.

La Forestal, es la más grande de todas ellas, compuesta de un monte apretado de jaras y un fuerte eucaliptal, que dificulta la orientación y trabajo de los perreros. En esta ocasión, se habían comprobado la existencia de rastros en la zona pero como es habitual en abierto y tratándose de fincas de aprovechamiento común, era toda una incógnita.

Con las ilusiones puestas en echar un buen día de campo, los cazadores acudieron al lugar del sorteo, donde tras las últimas indicaciones se fueron sorteando a los sesenta y siete asistentes de los setenta puestos que había marcados, quitando algunos de traviesa.

Tal y como iban completándose las armadas, iban partiendo al cazadero y tras quedar el salón vacío, la organización dio las instrucciones a las rehalas, su inmensa mayoría del pueblo y alrededores, grandes conocedores de la zona, y marcharon también para tomar posiciones.

Cuando todo estuvo listo, se dio el pistoletazo de salida a la jornada, teniendo constancia de la existencia de algunos venados abatidos debido al trasiego de vehículos y personas en la gran extensión de terreno a cazar.

Con la suelta de las rehalas, todo se volvió estrépito y locura, ladras por doquier, carreras alocadas, disparos que se sucedían incesantemente en el tiempo por todas las armadas. Algunas con preciosos pechos y amplios tiraderos que hacían que corriese la pólvora y no hubiera tiempo para el relax.

 

Las rehalas trabajaron de lo lindo, y con sudor y lágrimas fueron exprimiendo el monte hasta quedarlo en silencio, lo que ocurría tan solo pasadas las tres y media de la tarde, cuando remataban en la ribera del Ardila. La contienda había tocado fin y el campo descansaba. La inmensa mayoría de los monteros habían tenido la oportunidad de jugar lance, o habían visto y o escuchado caza. Se había dado un atracón montero en toda regla.

Llegaba el turno de las bestias, que se esforzaron por sacar las reses más complicadas, pero el carácter de «mata cuelga», hizo emplearse a los asistentes a fondo, cada uno iba sacando lo suyo, ayudándose unos a los otros y la sala de despiece de la sociedad no paraba.

Al final, el acta veterinaria certificó 25 jabalíes, con uno espectacular y cuatro navajeros más, y 21 venados, entre los que destaca el oro abatido por el amigo Manuel Márquez que además abatió otro más. Tres venados fueron para José Gamero y otros tres para José Cordero, tres jabalíes para el amigo Rafa Matos, un navajero para el amigo Lucas, otro buen cochino para el amigo Francisco Contreras, o un venado para Fernando Masero, otro para Ildefonso Casilda, otro para Manuel Hernandez ‘Ramona’, otro bonito venado para Jose Antonio Pestorejo, y así un largo etc… que me llevaría nombrar a medio pueblo.

Sin más, Enhorabuena por este monterión en abierto para la Sociedad La Frontera.

Crónica e imágenes: Carlos Casilda

DATOS DE LAS MONTERÍA

 

Organización: Sociedad de Cazadores Local La Frontera

Fecha: 3 de febrero de 2019

Finca abierta: Campo Comunal / Mancha: La Forestal

 Hectáreas monteadas: 1.000

Término: Oliva de la Frontera (Badajoz)

Puestos: 70 / Cupo libre / Rehalas: 15

Jabalíes25 (1 homologable, 4 con defensas)

Venados: 21 (1 oro)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.