El SCI no cree que el acuerdo China-EE UU de prohibir la importación de marfil disminuya el furtivismo y el comercio ilegal

elefante 4 © SCI copia

China y Estados Unidos anunciaron un acuerdo entre sus países para promulgar prohibiciones «casi completas» a la importación y exportación de marfil.
Este acuerdo fue presentado con la intención de frenar la caza furtiva y ayudar a acabar con el comercio ilegal de marfil. Por desgracia, el SCI es consciente de que este pacto no va a lograr su objetivo.
Según el SCI, en lugar de perseguir a furtivos, contrabandistas y especuladores del mercado negro de marfil ilícito, los presidentes Obama y Jinping han decidido atacar a propietarios inocentes que obtenido legalmente el marfil, incluyendo cazadores que importen trofeos cazados legalmente.
En línea con este acuerdo, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EEUU propuso recientemente cambios en la normativa aplicable a la importación de trofeos de elefante de marfil y la caza deportiva. Los reglamentos añaden restricciones a la importación y venta de marfil, requieren permisos individuales para cada trofeo importado e imponen restricciones sobre la venta interestatal de trofeos. Estos cambios propuestos dañarán a los que no toman parte en actividades ilegales, incluidos propietarios de armas de fuego, cazadores, tiradores recreativos, coleccionistas de cuchillos, joyas, antigüedades y otros objetos con componentes de marfil.
Al igual que todos los cazadores, el Safari Club Internacional condena enérgicamente el futivismo y a los furtivos.
Pero la solución al furtivismo no es penalizar a los propietarios de marfil obtenido legalmente. En lugar de esto, todos debemos buscar soluciones concretas, basadas en la ciencia, para combatir los actos de los que trafican ilegalmente con marfil.
Ya existe una prohibición casi total en los Estados Unidos sobre el marfil comercial y las nuevas restricciones puestas en marcha el pasado año tensaron aún más las cosas. Las importaciones comerciales de marfil de elefante africano, incluso antigüedades, fueron prohibidas, y las restricciones limitan el número y tipos de trofeos de caza que podrían ser introducidos en el país. Algunos estados de EEUU también han promulgado proyectos de ley para restringir aún más las ventas de marfil en sus territorios.
El Safari Club Internacional trabaja para garantizar los principios científicos sólidos que se utilizan para gestionar la vida silvestre y el hábitat, mientras que la Administración de Obama ha optado por prestar mayor atención a la ‘dramatización’ que a la ciencia. «Aunque el presidente pueda pensar que es preferible actuar para apaciguar a las campañas públicas basadas en actos emocionales, tales respuestas presentadas en nombre de la conservación a menudo no suponen la mejor solución para la vida silvestre», afirma el SCI.

Deja un comentario