Informe de la SCIF: “Los grupos ‘proteccionistas’ hacen poco por proteger a los leones africanos”


La Fundación del Safari Club Internacional (FSCI) ha sacado a la luz en un informe la hipocresía del ‘estudio’ realizado por cuatro grupos defensores de los derechos de los animales, publicado recientemente. El informe de la FSCI, “Keeping the Lion’s Share” (ver el informe aquí: http://member.safariclubfoundation.org/Keeping-The -Lions-Share) muestra como los autores de un ‘estudio’, publicado el mes pasado, cuestionan el papel de los cazadores para ayudar a las comunidades africanas, pidiendo que los leones africanos sean catalogados por el gobierno de los EEUU como una especie en peligro de extinción. El informe de la FSCI deja patente los millones de dólares aportados por los cazadores a las comunidades africanas, cifras que empequeñecen las insignificantes aportaciones llevadas a cabo por los grupos de derechos de los animales en el África subsahariana. 

La Sociedad Protectora de Animales de los Estados Unidos (HSUS), su filial la Humane Society International (HSI), el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW) y Born Free EEU. recaudaron conjuntamente 151 millones de dólares, pero sólo 1 centavo de cada dólar se invirtió en África, según sus recientes declaraciones de impuestos anuales. De hecho, la HSUS dio un escaso 0,03% del dinero que consiguió en donaciones para el África subsahariana. Además, gran parte del dinero de la subvención de estos grupos no parece en absoluto estar dirigida hacia la conservación del león.

Mientras tanto, Alexander Songorwa, un alto funcionario de la fauna de Tanzania, escribió un artículo en The New York Times, el pasado marzo, alabando el “papel fundamental” que los cazadores tienen en las comunidades africanas. La caza generó 75 millones de dólares para la economía de su país por sí sola entre 2008 y 2011, generando fondos para mantener las reservas de caza, apoyar la gestión de forma local, la vida silvestre y la construcción de escuelas, carreteras y hospitales. Los ingresos de la caza generan 200 millones de dólares anuales en las zonas rurales remotas de África. 

“La caza es una parte vital del mantenimiento de las comunidades rurales de África, y la FSCI está muy orgullosa de tener un buen número de programas de ayuda económica y científica que revierten directamente a las comunidades”, concluyó el presidente del Comité de Conservación, Dr. Al Maki. “HSUS, IFAW, Born Free EEUU y HSI deben dejar de patrocinar falsos estudios para dar publicidad a su actos a favor de los derechos de los animales, y poner realmente su dinero donde dicen que lo están haciendo”.

Deja un comentario