La Guardia Civil incauta 180 cachorros de perro introducidos en España de forma irregular

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), en el marco de la operación “CATO”, desarrollada contra el tráfico ilegal de animales ha intervenido 180 cachorros de perros procedentes de la República Eslovaca que estaban siendo introducidos en España de forma irregular y ha imputado a una persona como presunta autora de un delito de falsedad en documento público.

La operación se inició el pasado mes de enero, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que se estaba comercializando con 500 cachorros de perros al mes mediante envíos que estaban amparados por el sistema TRACES (Sistema informático veterinario establecido por la Unión Europea que permite el intercambio de información relativo a las importaciones y movimientos dentro del territorio de la UE de animales vivos, o a facilitar a las autoridades de los terceros países la emisión de los certificados veterinarios o sanitarios de los animales), consiguiendo de esta forma legitimar el movimiento intracomunitario de los animales, además del pasaporte individualizado para cada cachorro, que presuntamente habían sido falsificados.

El SEPRONA estableció un dispositivo de inspección, vigilancia y control contra el tráfico ilegal de animales de compañía localizando un transporte de 180 cachorros en las proximidades de la localidad de Fraga (Huesca), que tenía con destino Girona, Barcelona, Badajoz, Guadalajara, Málaga y Huesca.

Posteriormente, la Guardia Civil acompañada de un perito-veterinario y de veterinarios oficiales efectuó una inspección en el criadero donde estaban depositados los animales, pudiendo determinar que la edad real de los cachorros no se correspondía con la que figuraba en el pasaporte sanitario.

Igualmente, se observaron irregularidades en la vacunación de los anímales, ya que la vacuna antirrábica había sido suministrada con una validez inferior a la reglamentada en Aragón.

Incautación de animales de compañía

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), desde el pasado mes de diciembre ha intervenido 595animales de compañía procedentes de la República Eslovaca que estaban siendo introducidos en España y Portugal de forma irregular.

La Guardia Civil ha inspeccionado a 21.340 animales de compañía en las 2.208 actuaciones que se han realizado en establecimientos dedicados a la venta de animales. Asimismo, han sido imputadas 16 personas por la venta y traslado desde países del este de Europa en vehículos inadecuados de los animales, falsificando pasaportes, certificados y exámenes veterinarios, y se han formulado 1.309 denuncias por infracciones penales y administrativas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.