Sorprenden a un hombre cazando palomas zuritas en Villayerno Morquilla

Agentes del Servicio Territorial de Burgos de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León han sorprendido a un cazador que había abatido diez palomas torcaces y zuritas en el límite de los términos de Villayerno Morquillas y el vedado de caza de los pinares de Villimar, en Burgos.

Según ha informado en una nota el Servicio Terriorial de Medio Ambiente en Burgos, el presunto furtivo, que responde con las iniciales A.M.H., había abatido cinco ejemplares de palomas torcaces, especie que sí es cazable en media veda, y otras cinco palomas zurita, no cazables en este período. Algunas de las palomas fueron encontradas por los agentes escondidas bajo árboles, alpacas de paja, etc.

De acuerdo con estas mismas fuentes, algunas de ellas se hallaron muertas a bastantes metros dentro de la zona vedada, así como algunas vainas de cartuchos de la marca que utilizaba el denunciado, también en zona vedada cerca de los ejemplares mencionados. En la búsqueda se encontraron también cinco palomas de plástico, réplicas de torcaces, ocultas bajo un pino y muy cerca de uno de los puestos de tiro del cazador.

Al comprobar los agentes de la Junta la documentación del cazador, verificaron que estaba inhabilitado para cazar por resolución firme al haber cometido una infracción anterior a un año desde esta fecha. Por tales circunstancias le fueron decomisadas tanto la escopeta como las palomas, dando traslado de los hechos por posible infracción grave a la Ley de Caza de Castilla y León.

Deja un comentario