La FAC se persona como acusación en un caso de furtivismo en Huelva

La Federación Andaluza de Caza (FAC) se ha personado como acusación en las diligencias penales que se instruyen en el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Aracena (Huelva) contra seis individuos por la presunta comisión de al menos un delito contra la fauna y de otro de daños.

Según consta en el atestado de la Guardia Civil, los hechos se remontan al 18 de septiembre de 2016, cuando la Benemérita detuvo a cinco presuntos furtivos que habían regresado de abatir varios ciervos y gamos en la finca Caravales, situada en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, suceso del que ya informamos en su día en CazaWonke (ver aquí la noticia). En el momento de su detención, todos ellos vecinos de Higuera de la Sierra y Llerena, contaban con dos vehículos de apoyo e iban acompañados de un menor de edad, hijo de uno de ellos.

En el momento de la detención, a los presuntos furtivos se les incautó un rifle calibre 308 alterado con munición, un silenciador, un visor nocturno, una navaja, dos cabezas de venado y una de gamo recién cortadas.

La FAC, que en este procedimiento recibe el apoyo de la Fundación Artemisan, ha tomado la decisión de personarse como acusación al considerar que los cazadores son los primeros interesados en perseguir este tipo de conductas delictivas que atentan, en primer lugar, contra el medio ambiente pero también contra los verdaderos valores de la actividad cinegética y contra el buen nombre de un colectivo que trabaja y colabora activamente por la conservación.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.