La caza intensiva de jabalíes, contraproducente para frenar la peste porcina africana en Europa

Un dictamen científico de la Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos (EFSA), realizado a petición de la Comisión Europea para valorar distintas medidas de control que frenen la propagación de la peste porcina africana (PPA), ha mostrado que la opción de erradicar a los jabalíes mediante captura o caza masiva o con el uso de trampas no es una medida eficaz de control, ya que los jabalíes se alejarían de las zonas afectadas a otras próximas, diseminando aún más esta patología vírica.

 

La caza intensiva ya ha sido una medida utilizada en la Unión Europea para tratar de controlar la propagación de enfermedades de animales salvajes al ganado doméstico, como fue el caso de los tejones y la tuberculosis bovina en el Reino Unido.

A finales de enero, se detectaron cuatro casos confirmados de PPA en jabalíes salvajes en países del este de Europa, lo que ha provocado que Rusia haya prohibido la importación de carne de porcino de la Unión Europea, afectando de manera considerable al mercado porcino.

Otra de las medidas que el dictamen de la EFSA desaconseja es alimentar de forma artificial a los jabalíes en los hábitats donde viven éstos, pues se podría facilitar el riesgo de propagación del virus al concentrarse en las áreas de alimentación.

Por otra parte, en cuanto a la construcción de vallas de separación para restringir el movimiento de los jabalíes, como la que quiere levantar el gobierno de Lituania en su frontera con Belarús, la EFSA considera que es preciso un mayor conocimiento de la epidemiología y la distribución espacial de los animales para así identificar las zonas donde el cercado podría usado como medio de control.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.