Detectan triquinosis en la carne de un jabalí cazado en Villafranca del Campo

Una empresa de servicios veterinarios de Calamocha detectó el miércoles un caso de triquinosis en un jabalí procedente de una cacería realizada durante el pasado fin de semana en la localidad de Villafranca del Campo. Un nuevo caso que se suma a otros registrados en años anteriores en la comarca, por lo que los servicios veterinarios recomiendan extremar las precauciones en el consumo de carne o productos cárnicos derivados de la caza de jabalí, realizando un análisis antes de su consumo en un laboratorio autorizado.

El jabalí o el cerdo doméstico puede ser portador asintomático de las larvas de triquina que, en caso de ser ingeridas por una persona, pueden ocasionar la aparición de un cuadro grave e incluso la muerte, dependiendo de la concentración de larvas en dicha carne, la sensibilidad del individuo y su estado inmunitario.El periodo de incubación puede variar entre 5 y 45 días dependiendo del número de larvas ingeridas, aunque en general los síntomas sistémicos suelen aparecer de 8 a 15 días después del consumo de la carne infestada. Los síntomas gastrointestinales pueden aparecer a los pocos días. Este largo periodo de incubación hace que en ocasiones se dificulte su diagnóstico clínico.

Por este motivo, la Agencia Aragonesa de Seguridad Alimentaria advierte de que todos los jabalíes abatidos en cacería y los cerdos sacrificados en matanza domiciliaria deben ser analizados por los servicios veterinarios habilitados por el Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón con el fin de poder detectar la presencia de triquina.

En estos casos, la forma de proceder consiste en la toma de muestras individual, identificando al animal al que correspondan de forma clara. La cantidad mínima por cada muestra debe de ser de 150 gramos conteniendo al menos diafragma, masetero o carrillera y músculo de la extremidad anterior.

No se debe fraccionar la canal ni efectuar el consumo de la carne hasta conocer el resultado negativo del análisis.

La correcta toma de muestras es el paso inicial fundamental apra la correcta determinación de la aptitud para el consumo de la carne de jabalí y de los cerdos de matanza domicilaria. El análisis laboratorial dura 2 horas y media aproximadamente. Las muestras se procesan siguiendo un protocolo definido por un Reglamento Europeo que hace que todos los veterinarios habilitados para esta prueba sigan el mismo método en todos los estados miembros.

Una vez revelado el animal infestado, se comunica a los Servicios Veterinarios Oficiales del Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, que son los encargados de localizar, identificar y declarar como no aptas para el consumo todas las partes del animal, así como de asegurarse que se destruyen cumpliendo la normativa.

En el 2011, una persona falleció en Huesca tras consumir embutidos de jabalí que no había pasado ningún control veterinario. En total, resultaron infectadas seis personas y todas ellas tuvieron que ser ingresadas en el hospital San Jorge.

vía Detectan triquinosis en la carne de un jabalí cazado en Villafranca del Campo – Diario de Teruel.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.