Ataque animalista a la sede de la Federación Gallega de Caza en Lugo

Crece la tensión entre los animalistas y los cazadores gallegos. El último capítulo lo protagonizó una pintada en la sede de la Federación Gallega de Caza en Lugo, que ya ha sido denunciada ante el Cuerpo Nacional de Policía. Se trata, según indicó el presidente Francisco López, de un nuevo ejemplo de “acto vandálico” por parte de quienes se oponen a la actividad cinegética.

El hecho es que la fachada donde está ubicado el rótulo de la sede de la Federación Gallega de Caza apareció este lunes manchada con pintura de color rojo, después de un fin de semana en el que se produjeron algunos altercados entre cazadores y activistas en contra de esta actividad.

“Esta misma mañana presentaremos denuncia en Comisaría”, explicó López nada más tener constancia del ataque, y “ya lo hizo el propietario del inmueble”, porque “no se puede dejar pasar que a uno le echen pintura en su casa”, puntualizó. En cuanto a los posibles autores de esta agresión, el presidente dijo que los animalistas, los ecologistas o cualquier colectivo que sea contrario a la práctica de la actividad cinegética “puede estar en contra de la caza y de los cazadores, pero lo que no puede es hacer actos vandálicos” contra propiedades privadas.

“Ya sabemos de dónde vienen los tiros”, insistió el presidente de la Federación, porque los colectivos que se oponen a la práctica de la caza “están ahí” y se hacen visibles con sus acciones. “Respetamos sus ideas”, dijo López, pero nunca que esa oposición a la caza se manifieste a través de este tipo de acciones. En concreto, el cartel de la Federación Galega de Caza en Lugo, cuya sede está ubicada en un entresuelo en la calle San Roque, en la confluencia con la calle Hermanitas, apareció manchado hasta con cuatro impactos de pintura roja.

Altercado en Terra Chá

Además, justo en la pared que hay debajo del entresuelo, a la altura de la calle, puede leerse una pintada, también realizada con pintura roja que imita a la sangre, con el mensaje: “Si tocan a una, nos tocan a todas. Cazadores asesinos”.

La tensión entre los animalistas y el colectivo de cazadores se disparó el pasado fin de semana tras un altercado entre un grupo de cuatro activistas que acudieron a impedir que se desarrollase el campeonato social de caza de zorros de Terra Chá ahuyentando para ello a los animales, y otro de cazadores que presuntamente, y atendiendo a la denuncia de este colectivo, reaccionaron a sus críticas con un disparo al aire.

Fuente: abc.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.