Montería a un ritmo constante de ladras y lances en ‘Caldereros’

caldereros

El domingo 14 de noviembre me acercaba a Valencia de Alcántara, donde en el polígono nos citaba Borja Galavís para cazar la finca Caldereros. En un principio, para esta fecha estaba programada cazar la finca Terrías, pero, finalmente, se decidió cambiarla, dado que se había comprobado la existencia de mucha pista de cochino en la parte del Morrón de Misericordia y del río.

La previa al sorteo transcurrió con comentarios sobre el estado de la mancha y lances de la jornada anterior, y tras las últimas indicaciones de Borja Galavís, se procedió a la distribución de las posturas. El día, con fuerte viento, alternaba lluvia, sol y nubes por rachas, con un tiempo totalmente cambiante por intervalos.

En suertes me tocó el cierre de la reforestación, concretamente el tres. Una calma relativa reinaba en la finca mientras se colocaban las posturas, y fue con la entrada de las traviesas al cazadero, cuando se rompió el silencio, con un disparo mío propio con el que me hacía con el primer venado de la jornada en el tres del citado cierre de la reforestación. Al disparo se levantó justo de detrás de mí un espectacular venado sobre el cual no pude jugar lance, dado que se volcó hacia el río y cuando lo pude ver ascendía metido ya en la mancha de los Garavíos. El cierre del Retamar fue el siguiente en jugar lance, haciéndose con un muy buen venado el amigo Hernández, anotando el primer abate de la jornada para el Club Montero Charro.

Con la entrada de las rehalas en la finca, se pudieron escuchar disparos dispersos en los primeros compases, y no fue hasta la llegada de las mismas a la parte del Morrón y del río, cuando aparecieron los cochinos. Entonces la montería cogió otro ritmo y se escuchaban lances y ladras con asiduidad.

Antonio Pinilla se hacía con un magnífico navajero, no pudiendo jugar lance sobre otro, dada la proximidad de los perreros; Paco Robuster se quedaba con el mejor cochino para los Charros y en el cinco del Cierre de la Ribera se fallaban seis jabalíes. Los hermanos Carlos y Alberto Hernández Sastre, se hacían con dos venados el primero y uno el segundo ambos en el Cierre de la Rivera y Francisco Honrrado conseguía un precioso venado en el 3 de la Armada del Camino. Afortunado también fue David Pinto en el dos de la Traviesa del Pozo, donde se hizo con otro magnífico ejemplar de cervuno.

Al final se sacaron ya de noche al plantel un total de 16 venados de calidad media y 12 jabalíes con dos buenos navajeros entre ellos, más 4 ciervas que completaron el mismo. Otra entretenida jornada entre amigos, como caracteriza a este grupo montero.

Una crónica de Carlos Casilda Sánchez.

FICHA
Organización: Vegas del Server
Finca: Caldereros
Fecha: 14/12/2014
Puestos: 58
Rehalas: 15
Cupo: 2 venados.
Tipo finca: Abierta
Nº ha monteadas: 650 ha.
Venados: 16
Jabalíes: 12

Deja un comentario