Los cazadores de las RRC de CyL pagarán una nueva cuota ‘por gastos’

Los cazadores que la próxima temporada elijan una reserva regional de caza (RRC) de la comunidad de Castilla y León deberán pagar para colaborar en los “gastos necesarios para el control del aprovechamiento”.

La Dirección General del Medio Natural ha resuelto establecer un importe de cien euros por los gastos necesarios para el control del aprovechamiento para cada modalidad en las reservas regionales de caza de Castilla y León para la temporada cinegética 2017-2018, una cantidad que será de cincuenta euros para el caso de las cacerías colectivas de caza mayor.

images_wonke_actualidad_nacional_20121001_culebraLa Consejería justifica este pago en el decreto por el que se desarrolla reglamentariamente el Título IV “De los terrenos”, de la Ley 4/1996, de Caza de Castilla y León, que en su artículo 14.3 establece que es condición “indispensable” para la obtención del permiso, la acreditación por el adjudicatario de la cacería de haber realizado el ingreso en el fondo de gestión del importe correspondiente a los gastos necesarios para el control del aprovechamiento (…), así como la justificación del cumplimiento de las obligaciones económicas con el propietario de los terrenos correspondiente, o titular de otros derechos que lleven inherente el aprovechamiento cinegético o agrupaciones de propietarios”.

Apunta que los gastos necesarios para el control del aprovechamiento “comprenden los servicios esenciales para el éxito de la cacería que la Junta de Castilla y León, como titular cinegético de las reservas regionales de caza, presta a cada cazador titular de un permiso de caza y que entre otros, incluyen los servicios de guía de caza, el transporte durante la cacería así como el control administrativo del aprovechamiento”.

El importe para los recechos, aguardos o esperas de cabra montés (macho y hembra), ciervo (macho), corzo (macho), rebeco (macho y hembra) o lobo, y aquellos permisos que contemplen la posibilidad de lobo como pieza suplementaria, será de cien euros por permiso, mientras que para las cacerías colectivas de caza mayor es de cincuenta euros por permiso.

La resolución, publicada ayer en el Boletín Oficial de Castilla y León, indica que “el 100% de los gastos necesarios para el control del aprovechamiento serán ingresados en el Fondo de Gestión de cada reserva regional de caza”. Además, “los importes serán de aplicación a todos los permisos contenidos en los planes de caza de las reservas regionales de caza que sean aprobados. Previo a la expedición de cada permiso de caza las direcciones técnicas comprobarán el ingreso de este importe en el Fondo de Gestión de cada reserva regional de caza”.

La resolución tiene eficacia a partir de hoy para los permisos que se expidan durante la temporada de caza 2017-2018.

Deja un comentario