La Fundación del SCI inverte más de 300.000 $ en la lucha contra el furtivismo en África

El Fundación del Safari Club Internacional (SCIF) tiene una larga historia de trabajo en África meridional y oriental para la lucha contra la caza furtiva, para lo que ha invertido más de 300.000 desde 2010.
Su trabajo ha ayudado a agencias gubernamentales, conservacionistas e instituciones académicas en Namibia, Sudáfrica, Tanzania, Zambia y Zimbabue, centrándose en la creación y aumento de la efectividad de las operaciones contra el furtivismo.
Las inversiones más recientes se ha llevado a cabo en dos regiones con mayor necesidad de conservación: la Reserva de Caza Selous, de Tanzania, y las áreas de conservación en el noroeste de Namibia.
La Reserva de Caza Selous es una de las áreas protegidas más grandes y más antiguas del mundo, declarada Patrimonio de la Humanidad por su diversidad de vida silvestre y paisajes intactos. Selous es quizás el destino del safari africano más icónico, hábitat de grandes manadas del elefante, con una población pequeña de rinoceronte negro, miles de búfalos africano, y la población más grande del león de África del Este. El furtivismo en la última década ha socavado la reserva y los elefantes han disminuido dramáticamente. La SCIF está apoyando un programa de formación para incorporar la tecnología para aumentar la eficiencia de patrullas y el uso de recursos financieros.
Por su parte, Namibia es un bastión para la vida silvestre y una historia de éxito en el uso sostenible de la caza. Desafortunadamente, los furtivos se están llegando desde regiones vecinas, amenazando las áreas de conservación del noroeste del páis, hogar de una población relevante de rinoceronte negro y de elefantes adaptados al desierto.
Aquí las ayudas de la SCIF se destinarán al entrenamiento de los guardas de las áreas de conservación de esta zona para responder adecuadamente a la amenaza creciente del furtivismo.

Deja un comentario