El Plan Insular de Caza satisface a los cazadores de Gran Canaria


La creación del intensivo de Los Corralillos era una reivincidación histórica

El Plan Insular de Caza trae importantes novedades para los cazadores de Gran Canaria. Entre las más relevantes destaca la creación de un coto intensivo en Los Corralillos, situado en el municipio de Agüimes, histórica reivindicación de los cazadores grancanarios, así como la puesta en marcha de un programa de recuperación del conejo silvestre, la perdiz roja y la codorniz común.

Con el coto intensivo de Los Corralillos-Piletas los aficionados podrán practicar durante todo el año con caza sembrada tanto para el adiestramiento de perros, como para la práctica de disparo con escopeta o la realización de concursos, según señaló en la presentación del Plan la consejera de Medio Ambiente del Cabildo, María del Mar Arévalo.
El acotamiento y señalización del terreno costará 10.700 euros, de un presupuesto global de 239.000 para todo el plan cinegético de 2012. Arévalo adelantó que ya ha reservado una superficie de 148 hectáreas en la finca insular de Agüimes.
Con respecto a la recuperación de especies, la consejera anunció una repoblación con conejo silvestre no hibridado, procedente de las granjas insulares de Los Corralillos y Temisas. También se soltarán 3.000 perdices criadas en la granja del Corral de los Juncos. El plan incluye además la colocación de jaulas trampas para el control de depredadores.
Por último, el plan destina 68.000 euros para labores de mejora de los hábitats. Dentro de esa partida se contempla un plan de siembra de semillas de especies forrajeras en un centenar de zonas de la isla, así como la recuperación de bebederos naturales y la instalación de otros artificiales en las fincas que son propiedad del Cabildo.

La ACEC, satisfecha con el Plan de Caza
La Asociación Canaria de Entidades de Caza “aplaude” las decisiones tomadas por la Consejera de Medio Ambiente, aunque la advierte que “no se deje embaucar por aquellos buscadores de los intereses propios y personales”.
Aunque quedan temas por resolver, como el de la vigilancia con la convocatoria de nuevas vacantes de agentes de medio ambiente, que la ACEC considera “elemento indispensable para la práctica sostenible de la cacería en Gran Canaria”, desde esta Asociación se subraya la “idoneidad” de la línea de trabajo marcada por la Consejera.
Al mismo tiempo, la ACEC pide a Arévalo que no baje la guardia “sino quiere quedar como un político más”, y en este sentido sugiere que se debería consolidar un departamento para la cacería, con capacidad de gestión del total de los recursos económicos generados por los cazadores grancanarios, y no solo los provenientes de las tarjetas de caza controlada. “De esa forma, los indudables progresos en gestión cinegética actuales serían perdurables en el tiempo”, afirman.

Deja un comentario