Todo listo en Finca Mochares para la próxima temporada de caza

desayuno-campero-finca-mochares-2016-17-0

El director propietario de Finca Mochares, Juan José López del Cerro informó que la finca se encuentra bien de caza para la próxima temporada de caza menor que comenzará en Castilla-La Mancha el 8 de octubre. Sin embargo admitió que las fuertes temperaturas, que algunos días llegaron a los 44º, han afectado el crecimiento de las polladas de perdiz y de faisán. Los conejos y liebres han mantenido su número que consideró abundante.

Finca Mochares, como todos los años, convocó a la prensa especializada a un desayuno campero en el Restaurante El Rececho, de Alcorcón, Madrid. Los periodistas disfrutaron de unos huevos fritos de corral, traídos desde la finca, acompañados de unas crujientes patatas fritas y tomates recogidos la tarde anterior, preparados “al estilo” de Paco, el guardés y director técnico de la finca.
La sequía no está beneficiando la caza en Castilla-La Mancha, pero en Finca Mochares el año pasado se decidió reforzar la red de 35 fuentes de agua potable. Son fuentes que los propietarios han construido a lo largo de estos años, conectadas por una red de tuberías que cubren parte de sus 800 hectáreas. Las fuentes tienen entre 1 y 2 metros de diámetro y alrededor se dejan granos de cereales que alimentan la fauna. El año pasado y este, las fuentes se reforzaron con 25 bebederos alimentados por bidones de 200 litros de agua.

Un año más la primavera se “quedó corta de agua” y empezó tarde. Cayó el agua justa para facilitar las polladas, pero muchas tuvieron merma por el gran calor

El suministro de agua más la abundante alimentación que hay en la finca, han permitido mantener la población cinegética. Las especies en Finca Mochares tienen mucha comida en las numerosas parcelas de grano que se dejan sin recoger y que les sirve de alimento. La humedad que mantienen estos alimentos ha servido como sucedáneo ante la falta de lluvias y la gran sequía.
mochares“En nuestra finca no hay problemas de comida porque tenemos de sobra” señala Francisco Reales Pacheco, guardes y director técnico de la finca. Además de las parcelas sembradas, con trigo, cebada, centeno, arvejón y berza, la finca dispone de unos 30 comederos que completan la alimentación de las especies cinegéticas. Este año nuevamente se ha sembrado centeno, arvejón y berza, que les gusta mucho a las especies cinegéticas. Las parcelas que se dejan sin recoger para alimentar las especies, suman unas 60 hectáreas y están diseminadas por toda la finca de caza menor.
El año pasado la temporada comenzó con mucho conejo, y este año se han mantenido las reproducciones en las madrigueras, gracias a los constantes cuidados que incluyen limpieza y desinfección. Sin embargo, se nota la escasez de las lluvias. Aunque también tiene su lado bueno y es que este año el conejo puede decirse que estará más sano que nunca porque no ha cogido ninguna de sus enfermedades habituales.
Como ya señalamos el año pasado, los lugareños creen que el conejo se ha inmunizado y de ahí la gran cantidad de crías que han salido de las madrigueras. Este fenómeno es general en todas las fincas de la zona. Los técnicos consultados coinciden que la especie se debe estar inmunizando de la mixomatosis.

En general se han criado bien todas las especies, especialmente los conejos. La que más ha sufrido la sequía es el faisán, porque necesita humedales

El faisán es el que más ha sufrido porque necesita humedales y arroyos. Aun así se mantiene un número elevado de parejas del año pasado. La perdiz en cambio se adapta mejor a la sequía, se ha criado en abundancia, pero con polladas más cortas: de las 12-14 polladas esta temporada se ha reducido a 6-7, es decir, una merma de casi el 50%, por el tardío otoño y la mala primavera.
La liebre en cambio, aguanta mejor los calores. Necesita menos agua y se conforma con la alimentación de los comederos o las raíces de las plantas. La liebre se ha se ha venido toda al monte, especialmente en las zonas reservadas al centeno y retamares, que es donde suele esconderse.
Finca Mochares y toda la zona próxima a Nambroca (Toledo), el pueblo donde se encuentra, vienen soportando tres meses de altas temperaturas sin una gota de lluvia, lo cual provoca la deshidratación de los animales. Las primeras lluvias de otoño que ahora se esperan podrán revitalizar la vida en los campos. La naturaleza es sabia y siempre se renueva. Una vez más los hombres del campo miran al cielo esperando que antes de octubre algunas lluvias puedan mitigar el estío de un verano que ha sido implacable como pocos.

El coto es uno de los pocos donde todavía puede encontrarse el faisán salvaje

“Como siempre, hemos dedicado trabajo y tiempo en limpiar las madrigueras y fuentes de agua para evitar las aguas empantanadas porque son un veneno para la fauna”, señaló López del Cerro. Finca Mochares ha sido calificada por la prensa especializada como “una de las mejores fincas de caza menor de España” con abundante caza de perdiz, liebre, conejo y faisán. El coto es uno de los pocos donde todavía puede encontrarse el faisán salvaje. La temporada finalizará el 8 de febrero de 2017.

Más información en el teléfono 629 51 48 15 o en la web www.fincamochares.es

Jornada de caza – Precios
Precio de la jornada de caza en Finca Mochares: 390 euros/cazador.
El precio incluye desayuno, “taco” y comida.
Cupo de hasta 12 piezas (faisán, conejo, perdiz y/o liebre).
Servicio de acceso a la finca para los cazadores que acudan en vehículos que no sean todoterreno.

Deja un comentario