En el punto de mira. Los 7 mm, corazón de cazador (y II)

Volvamos ahora a los nombres propios, tratando, en éstos, de afinar sus características, acotando sus capacidades con la búsqueda de lo más apropiado. Y es que un océano inmenso separa a unos de otros, teniendo en los más potentes auténticos todoterrenos globales, quedando los más recatados como opciones válidas para modalidades y especies concretas. Imagine la capacidad y usos habituales del conocido 7 mm Remington Magnum, reparando en los cazaderos donde consta que se utiliza habitualmente y verá que, como siempre, tratándose de medios, el límite lo pondrá únicamente la caza peligrosa. A propósito de ello, recuerdo ahora al maestro José Luis Santaballa, especialista que durante años abrió el mundo de las armas y la cartuchería al cazador español. Enamorado de los 7 mm, llevó a cabo la idea de tirar elefante con este diámetro, emulando de algún modo a Walter D. M. Bell, que ha pasado a la historia con el apodo de Karamajo Bell. Este conocido white hunter cazó mas de 800 elefantes utilizando un .275 Rigby, la nomenclatura inglesa para definir al 7×57 Mauser.

Deja un comentario