Investigan la muerte de un furtivo tras recibir un tiro en la cabeza

Un hombre de 60 años falleció ayer tras recibir un tiro en la cabeza mientras se encontraba de cacería con un amigo en El Burgo. La Guardia Civil investiga desde qué escopeta se efectuó el disparo, ya que la víctima iba acompañada por un amigo cuando se produjo el accidente, publica diariosur.es.

El suceso ocurrió sobre la una de la madrugada del miércoles al jueves en el Cortijo del Pilar, un paraje situado a unos tres kilómetros del casco urbano de El Burgo, en dirección a Yunquera, de donde eran vecinos los dos furtivos, según explicaron las fuentes consultadas.

Fue el compañero de la víctima quien telefoneó a los servicios de emergencias para que acudieran a atender a su amigo, que aún estaba con vida tras recibir el disparo. El 061 envió una uvi móvil al lugar de los hechos para asistirlo. Pese a ello, todos los esfuerzos de los efectivos sanitarios desplazados por salvarlo fueron en vano. Falleció allí mismo.

La Guardia Civil movilizó varias patrullas para investigar el suceso. Los agentes se entrevistaron con el amigo del finado, quien al parecer les contó que, mientras caminaban por el campo, escuchó un tiro y, cuando se acercó, su amigo yacía sangrando en el suelo.

Según las mismas fuentes, el hombre manifestó que a la víctima se le cayó la escopeta y ésta se disparó, hiriéndolo en la cabeza.

En concreto, las pesquisas de la Benemérita, que ha intervenido las dos escopetas, se centran ahora en determinar desde cuál de las dos armas se efectuó el disparo.

Publicado en diariosur.es.

Deja un comentario