Declaran la veda total en un coto tras hallar rapaces envenenadas

La Dirección General de Medio Natural de la junta de Castilla y León ha dictado una resolución en la que declara la veda total de la caza menor en el coto privado que gestiona la Junta Vecinal de San Cibrián de Ardón, cuyas 1.265 hectáreas abarcan terrenos de los municipios de Ardón, Chozas de Abajo y Valdevimbre, publica diariodeleon.es.

images_wonke_actualidad_nacional_ 20120823-coto-de-cazaEl motivo para adoptar esta decisión —«propiamente dicho no es una sanción», explicó ayer la Consejería de Fomento y Medio Ambiente— fue la aparición de cinco ejemplares de milano real —en peligro de extinción— y de un aguilucho lagunero —en régimen de protección especial— en terrenos del aprovechamiento cinegético y con signos de envenenamiento.

Agentes medioambientales de la Junta retiraron las rapaces el 30 de marzo, cuyos cadáveres se remitieron al Centro de Recuperación de animales Silvestres de la Administración autonómica, donde, tras analizar el contenido del estómago y el buche de los animales, el 12 de abril se diagnóstico una «intoxicación sobreaguda» como presunta causa de las muertes, lo que motivó el envío de escritos al Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, la Guardia Civil y la Junta Vecinal de San Cibrián, como titular del coto, en los que se comunicaba «la mortalidad de la fauna en la zona, los resultados del informe de la necropsia y las posibles consecuencias de este grave episodio de mortalidad no natural por envenenamiento y animándoles a extremar las medidas de vigilancia».

La investigación de los envenenamientos no han conducido al autor de éstos, sin embargo, la Dirección General de Medio Natural ha declarado la veda total de la caza menor en el coto, «medida administrativa prevista en la el plan cinegético del coto, en la orden de caza vigente entonces —la del año pasado— y en la Ley de Patrimonio Natural de Castilla y León, que permite suspender o modificar los aprovechamientos autorizados para recuperar el equilibrio biológico», apuntaba ayer la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

La prohibición de cobrar piezas de caza menor se justifica en que son estas las que alimentan a las rapaces afectadas por el envenenamiento, añadieron desde la Administración autonómica.

La resolución da la posibilidad a la pedanía titular del coto de caza de presentar un nuevo plan cinegético pasado un año de la veda total de caza menor, que contenga una serie de medidas encaminadas a acelerar el equilibrio ecológico que se pretende con la suspensión de la caza. Dichas actuaciones deberán prolongarse durante un periodo de cinco años.

Publicado en diariodeleon.es.

Deja un comentario