Equo denuncia uso del CRAS para un curso de cazadores

 

Equo Madrid ha denunciado la celebración de un curso privado de trampeo y control de especies predadoras en el Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) de la Comunidad de Madrid, situado en Soto de Viñuelas (Tres Cantos), publica lavanguardia.com.

Según la formación ecologista, el curso, que se impartirá entre el 21 y 23 de abril, está organizado por la Federación Madrileña de Caza y la Asociación de Tramperos de España, dirigido a cazadores, gestores de cotos de caza y guardas de caza.

“Es inadmisible la utilización de un centro público dedicado a la cura y rescate de animales silvestres accidentados, muchos de ellos predadores, para impartir cursillos privados dedicados a eliminarles por parte de los cazadores”, ha señalado el coportavoz de Equo Madrid y diputado de Podemos en la Asamblea, Alejandro Sánchez.

La asociación, que realiza la formación teórico-práctica, presenta el cursillo como un “módulo muy completo que tiene como objetivo preparar a los asistentes para obtener la acreditación de especialista en control de predadores cinegéticos”, señala Equo en una nota. Por ello, solicitan al consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, que retire “la autorización del centro para este uso, contrario a la finalidad del mismo”.

Según Sánchez, el precio de este curso es de 200 euros, lo que supone unos ingresos de alrededor de 3.000 euros si se respeta el número máximo de 15 alumnos. “Queremos saber por qué la Administración presta estas instalaciones para una cuestión tan alejada de sus fines, privilegiando a un sector, el de la caza, que curiosamente manda a los hospitales de fauna de la Comunidad a decenas de animales protegidos todos los años”, ha dicho el coportavoz de la formación ecologista. Sánchez ha subrayado que “para la dirección del centro, el bienestar animal y la conservación son la última de sus preocupaciones”, al tiempo que ha añadido que Equo lleva tiempo denunciando su “defectuoso” funcionamiento.

Equo ha recordado que todos los grupos parlamentarios de la Asamblea, salvo el PP, votaron el pasado 17 de noviembre a favor de transformar el centro en uno de rescate para la acogida de fauna exótica decomisada por ser objeto de comercio internacional ilegal de vida silvestre, dejando la función de hospital a otras entidades de reconocido prestigio, como el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA) o Brinzal.

Publicado en lavanguardia.com

 

Deja un comentario