La dentadura de nuestros perros de caza

Por Ignacio Ramón Garcia Gómez, veterinario.

La dentadura de los perros es sin duda uno de sus signos más característicos y personales de este tipo de animales. la boca de los perros es una de sus herramientas más importantes y con ella ejercen numerosas facetas de su utilidad y, su cuidado, debe ser uno de los focos de mayor incidencia en nuestra vigilancia de la salud de nuestra mascota.

 

La formula dentaria de los perros está formada por 42 piezas dentarias las cuales se dividen a su vez en dos arcadas, la superior y la inferior. Así la arcada superior está formada por seis incisivos, dos caninos, ocho premolares y cuatro molares, colocados de forma simétrica a cada lado de dicha arcada. La arcada inferior está formada por seis incisivos, dos caninos, ocho premolares y seis molares.

La arcada superior cierra con la inferior prácticamente de forma hermética, permitiendo a su vez determinado movimiento de desplazamiento de adelante a atrás que en determinadas razas es característico, formado un cierre denominado “en tijera”, permitiendo el mantenimiento de la mordida y a su vez el avance de la zona mordida.

En nuestros perros al igual que ocurre con nosotros mismo tienen una dentadura temporal o “de leche” que va a formar la primera dentadura para ir siendo sustituida a medida que crece nuestro cachorro por las piezas definitivas y ya permanente en el resto de la vida de nuestro compañero. la dentadura permanente empieza a aparecer a partir de las tres semanas de vida y alcanza su pleno desarrollo a parir de los 4 meses de edad de nuestro perro.

Una de las principales patologías que afecta a nuestro perro es la conocida “caries”. Curiosamente y de forma coincidente a lo que ocurre en la especie humana la caries va en aumento generado por el elevado consumo de azucares en la dieta de nuestros perros, con la mala costumbre de dar “chuches” también a nuestras mascotas. especial recomendación es la de evitar dar chuches no adecuadas para nuestros perros.

La higiene de la dentadura canina ha de estar fundamentada en el mantenimiento de la dureza y salud de todas y cada una de las piezas dentarias. La limpieza de los dientes de nuestros perros se debe hacer cuidando su alimentación y especialmente proporcionarles herramientas de limpieza en forma de huesos redondos porosos, no fragmentables de forma continuada evitara la aparición del sarro y cuadros de pérdida de piezas o incluso fracturas de las mismas.

Sin duda, una vez más la mejor de las recomendaciones es incluir la revisión de la dentadura en las revisiones veterinarias que realizamos a nuestro perro. Una limpieza periódica y el cuidado de su alimentación evitar la pérdida de piezas y molestias en una de las partes más importantes de nuestro perro, su boca.

Deja un comentario