Uno de los linces liberados aparece muerto en Ciudad Real

Uno de los linces liberados aparece muerto en Ciudad Real

Kairós, un macho de lince ibérico que fue liberado el pasado mes de julio en una finca de Sierra Morena Oriental, en la provincia de Ciudad Real, apareció muerto ayer, sin que de momento se conozcan las causas, según ha dado a conocer el programa “Life Iberlince” en su página web.

El ejemplar macho, hijo de Fauna y Fan, nació a finales de marzo de 2013 en el centro de cría de El Acebuche (Huelva), ha sido trasladado al Centro de Recuperación “El Chaparrillo” para practicarle una necropsia.

Se da la circunstancia de que Kairós es el tercer lince ibérico junto a Kala y Kenitra, de los ochos que se liberaron en la provincia de Ciudad Real, que ha sido encontrado muerto tras su suelta en libertad.

Una práctica denunciada por organizaciones conservacionistas como Ecologistas en Acción que responsabilizan a la Administración autonómica ya que habían alertado de los riesgos de estas sueltas dada la reducción de los niveles de protección de las especies protegidas por parte de la Junta y de los lazos, venenos y cajas-trampa, usados como métodos de control de predadores asi como del peligro para estos animales que generan las ampliaciones de vallados, el incremento de la actividad cinegética y los atropellos.

Kala y Kenitra también muertos

El pasado día 15 de septiembre, agentes medioambientales de la Consejería de Agricultura detectaron la presencia de la hembra Kala muerta al noreste de la zona de reintroducción, en el término municipal de Villamanrique por causas que aún se desconocen, pues un primer informe de la Junta descartaba que su muerte se produjera por el uso de veneno o por disparos por lo que se remitieron muestras al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de Málaga cuyos resultados definitivos aún se desconocen.

Otro de los linces encontrados sin vida en Ciudad Real fue Kenitra, un macho que procedía del centro de cría El Acebuche, donde nació en marzo de 2013, de la camada criada por Aura y Esparto, y que fue abatido accidentalmente en el transcurso de una acción cinegética en una finca de Torre de Juan Abad, cuyos propietarios se pusieron inmediatamente en contacto con los agentes medioambientales de la Consejería de Agricultura para dar cuenta del hecho y realizar las diligencias oportunas.

Los tres ejemplares muertos formaban para de un grupo de ocho reintroducidos en Castilla-La Mancha tras ser criados en cautividad, en el marco del proyecto Life Iberlince cuyo objetivo pasa por lograr la recuperación de esta especie emblemática en Sierra Morena Oriental y en Los Montes de Toledo, dos lugares de la península donde históricamente ha vivido el lince ibérico.

 

Enlace noticia.

Deja un comentario