SEO pide moratoria en la caza de tórtola europea y codorniz en Aragón

TÓRTOLA

SEO/BirdLife participa, hoy 9 de febrero, en la reunión del Consejo Regional de Caza de Aragón como representante de las organizaciones conservacionistas. En la sesión, en la que se dará informe de la propuesta de orden de vedas que regirá durante la temporada de caza 2016/2017, la entidad ambiental solicitará formalmente una moratoria temporal para que se prohíba la caza de la codorniz y de la tórtola europea en la comunidad autónoma debido a su grave estado de conservación en toda Europa.

Se trata de una petición que SEO/BirdLife está formulando a todos los Gobiernos regionales competentes para adoptar esta decisión. Los Ejecutivos de Canarias y de Cantabria ya han prohibido la caza de la tórtola.
“La comunidad científica está alertando sobre la preocupante situación de la codorniz y de la tórtola a escala nacional e internacional”, señala el delegado de SEO/BirdLife en Aragón, Luis Tirado, quien recuerda que se trata de especies migratorias y que, por tanto, los esfuerzos de conservación deben incluir la totalidad de su área de distribución.codorniz © juan becares seobirdlife
“El Gobierno de Aragón debería mostrar su responsabilidad tomando la decisión de no permitir la caza de ambas especies en todo el territorio regional y contribuir, de esta manera, a mejorar sus respectivos estados de conservación a largo plazo”, explica.
La Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que en su artículo 62 prevé que el ejercicio de la caza se regule de modo que se garanticen la conservación y fomento de las especies cinegéticas. Además, en cumplimiento de la Directiva de Aves y de la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, SEO/BirdLife recomienda no autorizar el aprovechamiento cinegético de estas especies hasta que sus poblaciones no se recuperen.

Tendencia poblacional de la codorniz según el programa Sacre de SEO/BirdLife

Tendencia poblacional de la codorniz según el programa Sacre de SEO/BirdLife

Tendencia negativa
De acuerdo con la información que proporciona el Programa de Seguimiento de Aves Comunes (Sacre) desde 1998, ambas especies están sufriendo un declive continuado a nivel nacional. En concreto, el descenso es del 25,4% en el caso de la tórtola europea y del 62,1% en el caso de la codorniz.
Los resultados del Programa de Seguimiento de Aves Comunes (Sacre), cuya metodología estandarizada está ampliamente aceptada y que se lleva a cabo en numerosos países europeos, son utilizados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente desde el año 2005 hasta la actualidad como un indicador ambiental relevante y aceptado oficialmente.
“Para SEO/BirdLife, la situación de la tórtola europea y de la codorniz obligan a tomar medidas que aseguren su protección y conservación. Una de ellas es asegurar que la práctica cinegética no comprometa los esfuerzos de conservación realizados en toda el área de distribución”, señala el técnico de SEO/BirdLife, Nicolás López.

Factores de amenaza de la tórtola común y codorniz común
“Desde la década de los años 90 la superficie agraria de secano en Aragón ha disminuido principalmente a causa de las transformaciones en regadío en zonas como Los Monegros, Bardenas o Alcañiz. Además, muchos hábitats han sido seriamente modificados por las concentraciones parcelarias, en las que además se han perdido la mayor parte de los linderos, que son de gran importancia para la supervivencia de la tórtola europea y la codorniz común. Por otro lado, el uso generalizado de plaguicidas y el abandono de ciertos cultivos también afecta a la viabilidad de ambas especies”, indica el delegado de la organización ambiental en Aragón.

Tendencia poblacional de la tórtola europea según el programa Sacre de SEO/BirdLife

Tendencia poblacional de la tórtola europea según el programa Sacre de SEO/BirdLife

Otra de las causas documentadas que provoca un estado de conservación desfavorable de estas dos especies es la excesiva presión cinegética que soportan sus poblaciones, especialmente durante el periodo de caza de la media veda que se inicia durante la segunda quincena de agosto y que coincide con el final de su época reproductora. “Durante la media veda, se pueden llegar a abatir cada temporada más individuos que los que las poblaciones naturales son capaces de producir en sus nidadas. El impacto es especialmente grave en el caso de la tórtola europea, ya que la estación reproductora comienza en abril y se prolonga hasta finales de agosto, cuando aún pueden encontrarse nidos ocupados”, expone Tirado.

 

“SEO/BirdLife ya recomendó al Gobierno de Aragón no autorizar el aprovechamiento cinegético de estas especies hasta que sus poblaciones no se recuperen. Además, propusimos completar esta moratoria con otras actuaciones dirigidas a la mejora de las poblaciones de ambas especies y de sus hábitats. Sin embargo, la presión de la Federación Aragonesa de Caza ha logrado convencer al Departamento de Medio Ambiente de lo contrario y no ha tomado finalmente ninguna medida que permita reducir la caza de la tórtola y la codorniz”, señala el delegado.

La caza de codorniz está incluso autorizada en la Reserva Natural de Laguna de Gallocanta, donde, en general, la práctica cinegética no está permitida. De hecho, la caza de la codorniz en la zona coincide con en el inicio del paso migratorio de otras especies amenazadas.

Evolución de las capturas de codorniz y tórtola europea

Evolución de las capturas de codorniz y tórtola europea

 

Medidas propuestas por SEO/BirdLife para un plan de gestión

Con el objetivo de recuperar sus poblaciones, las Administraciones autonómicas y central deberían aprobar una Estrategia de conservación de estas especies contemplando las siguientes medidas:

– Medidas de gestión agraria: respetar setos, linderos y mosaicos, limitar el uso de herbicidas e insecticidas, crear bandas perimetrales sin tratamiento. Fomentar los cultivos beneficiosos para estas especies, y el retraso de las cosechas.

– Establecer moratorias temporales o prohibiciones especiales por razones de orden biológico para la caza de estas especies, al mismo tiempo que se aplican medidas degestión y mejora del hábitat.

– En caso de no aprobar moratorias, retrasar en las fechas de la media veda y reducir el periodo de caza como mínimo al 50%, limitando la actividad cinegética en años muy secos -especialmente de la codorniz- por ser años de baja productividad y elevada depredación. Y por supuesto, en este caso reducir los cupos de captura drásticamente.

– Seguimiento de las poblaciones, tanto a nivel nacional y autonómico, como en coordinación con otros países, mediante censos y estudios de productividad y éxito reproductor.

– Seguimiento del volumen anual de capturas y estudio de la incidencia de la caza (fechas, cupos, etc.) en estas especies.

– Creación de reservas de caza para la codorniz, cuya superficie sea como mínimo de 500 ha en zonas donde las poblaciones se encuentren sanas. Repartidas desde el Pirineo y prepirineo, a los somontanos, valle del Ebro, sistema ibérico y páramos de Teruel.

 

 

Deja un comentario