SEO aplaude la moratoria de caza de la tórtola y codorniz en Canarias

En la Orden de Vedas publicada recientemente por el Gobierno Canario se ha excluido a la tórtola europea de las especies “cazables” para este año, así como a la codorniz en la mayor parte de las islas, si bien, ya algunas islas venían eliminando o reduciendo los periodos y/o cupos de caza de estas especies en los últimos años.

Esto no significa que la tórtola europea y la codorniz dejen de ser especies cinegéticas, sino que ante el preocupante estado de conservación de estas especies en el archipiélago, los responsables canarios han decidido hacer lo más sensato, hacer una moratoria temporal, y cumplir con lo que dictan las normas europeas y la legislación española.

Con los datos científicos disponibles, que indican un paulatino y continuo declive de las poblaciones de estas especies en España y un alarmante descenso en Europa, y de acuerdo a la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que en su artículo 62 prevé que el ejercicio de la caza se regule de modo que queden garantizados la conservación y fomento de las especies cinegéticas, el Gobierno de Canarias ha mostrado una gran responsabilidad tomando la decisión de establecer una moratoria temporal, al menos durante esta temporada cinegética, para contribuir a mejorar el estado de conservación de estas especies y preservar este recurso cinegético a largo plazo.

Los resultados del Programa de Seguimiento de Aves Comunes (SACRE), cuya metodología estandarizada está ampliamente aceptada y que se lleva a cabo en numerosos países europeos, son utilizados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente desde el año 2005 hasta la actualidad como un indicador ambiental relevante y aceptado oficialmente. Los datos científicos con que cuenta este indicador corresponden a las tendencias observadas a través de los seguimientos de aves comunes reproductoras realizados cada primavera por SEO/BirdLife entre 1998-2012.

De acuerdo con los datos del Programa SACRE, a nivel nacional, ambas especies, están sufriendo un declive continuado, de casi un 30% en el caso de la tórtola europea y de más de un 50% en el caso de la codorniz, lo que representa una tendencia negativa de sus poblaciones para el periodo 1998-2012.

SEO/BirdLife pone de manifiesto que estas circunstancias obligan a tomar medidas para proteger y conservar estas especies, y entre ellas a que la caza no comprometa los esfuerzos de conservación realizados en toda su área de distribución, ya que no hay que olvidar que se trata de especies migratorias, que forman parte del patrimonio natural de muchos países. Cristina González, delegada territorial de SEO/BirdLife en Canarias afirma: “No se trata de oponerse al aprovechamiento cinegético de las especies así declaradas, sino de cumplir la ley y realizar una caza sostenible, que no implique su práctica sobre especies que deberían estar en los catálogos de protección de algunas comunidades autónomas, a causa de sus escasas poblaciones o de su alarmante declive poblacional. Por eso, es tan importante la decisión del Gobierno de Canarias, porque se trata de una postura responsable y que demuestra la preocupación por su Patrimonio Natural y por tanto por sus recursos cinegéticos”.

Además, en cumplimiento de la Directiva de Aves y de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, SEO/BirdLife ya ha recomendado en numerosas ocasiones, tanto al ejecutivo canario como a los responsables de otras comunidades autónomas, no autorizar el aprovechamiento cinegético de estas especies hasta que sus poblaciones no se recuperen, complementando esta moratoria con otras actuaciones dirigidas a la mejora de ambas especies y su hábitat.

Para SEO/BirdLife, el paso dado por el Gobierno de Canarias y que deberían dar el resto de comunidades autónomas requiere del apoyo y colaboración conjunta de todos los grupos e instituciones relacionadas con el estudio, conservación y manejo de estas especies, como son cazadores, científicos, grupos conservacionistas, etc. Deben ponerse en marcha medidas eficaces para el seguimiento de las especies y los ambientes agrícolas donde viven, en especial para la codorniz, y de ese modo garantizar la recuperación de sus poblaciones.

Medidas propuestas por SEO/BirdLife para un plan de gestión

Con el objetivo de recuperar sus poblaciones, las administraciones autonómicas y central deberían aprobar un plan de manejo de estas especies y sus hábitats contemplando las siguientes medidas:

-Cambios en las políticas agrícolas para mejorar la gestión de los ecosistemas agrarios: respetar setos y mosaicos, limitar el uso de herbicidas e insecticidas, crear bandas perimetrales sin tratamiento y, tener en cuenta en la reforma de la PAC que las actividades humanas deben compatibilizarse con la conservación del patrimonio biológico.

-Establecer moratorias temporales o prohibiciones especiales por razones de orden biológico para la caza de estas especies, tal y como está estableciendo el Gobierno de Canarias en su Orden de Vedas. Al mismo tiempo se deberían aplicar medidas de gestión y mejora del hábitat de estas especies.

-Seguimiento de las poblaciones, tanto a nivel nacional y autonómico, como en coordinación con otros países, mediante censos y estudios de productividad y éxito reproductor.

Preocupación a nivel europeo

Para las autoridades europeas la situación de estas especies es muy preocupante. De acuerdo a los datos proporcionados por el European Bird Census Council (EBCC), la población europea de tórtola (Streptopelia turtur) ha descendido un 73% desde los años 80. Actualmente su declive poblacional continúa, mostrando un descenso de efectivos de casi el 5% por año. La mayoría de los estados europeos no permiten la caza de la tórtola. Sólo se caza en ocho países de la UE (Austria, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Malta, Portugal y España).

En el caso de la codorniz (Coturnix coturnix), el Plan de Manejo aprobado por la Comisión Europea para 2009-2011 establece que la especie presenta un estado de conservación desfavorable en Europa, y que su tamaño poblacional se está “empobreciendo”, y sigue descendiendo desde 1970-1990. Tanto es así, que la codorniz común está protegida en países como: Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Alemania, Hungría, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Polonia, Eslovaquia, Suecia, Suiza, Eslovenia y el Reino Unido.

Foto: Juan Bécares. SEO/BirdLife

Deja un comentario