Entrevista a los dos candidatos a la presidencia de la Real Federación Española de Caza

El próximo sábado, día 11, se celebran, ¡por fin!, elecciones a la Real Federación Española de Caza (RFEC), en las que será elegido el futuro presidente con una encomiable y difícil misión: poner en orden una Federación, cuya gestión, en los últimos años, ha dejado mucho que desear. Esperamos y confiamos en que, en un futuro muy próximo, el presidente elegido sea capaz de recobrar el enorme prestigio que la RFEC tuvo en su día –y que nunca debió perder– y, sobre todo, defienda, como se merece, nuestra querida afición, nuestro modo de vida, ante una situación que cada día se hace más insostenible.

Esta redacción ha querido, por encima de todo, ser absolutamente neutral con ambos candidatos, de ahí que hayamos decidido realizarles las mismas preguntas (enviadas de forma conjunta) y compartir, como pueden ver a continuación, las respuestas de cada uno de ellos, intercambiando, incluso, el orden de las respuestas y concediéndoles a cada uno un máximo de quince líneas en las mismas.

CazaWonke: ¿Cuál es su principal motivación para presentarse a la presidencia de la RFEC?

 Ángel López: Me presento para terminar con lo antiguo, con lo viejo y con el desbarajuste de estos últimos años. Y eso lo haremos con una candidatura joven, moderna, con ideas nuevas y proyectos lógicos y a su vez ambiciosos. Mi intención es devolver la Federación nacional a todos los federados. Ya está bien de que las federaciones autonómicas y la nacional sirvan de cotos particulares.

Vicente Seguí: La principal razón ha sido la necesidad de que volvamos a tener una Federación Española de Caza fuerte y donde todos estemos representados, algo que se ha sumado a la imposibilidad de alcanzar un acuerdo con el candidato oficialista. Estoy convencido de que es imprescindible trabajar mucho para cerrar las heridas abiertas en los últimos años. Tenemos que intentar mirar al futuro y dejar de regodearnos en la fractura que se ha abierto en los últimos años en el seno de una institución que hoy, por desgracia, ha perdido su espacio y su representatividad. Creía que para alcanzar esos objetivos, y sobre todo después de ver lo que ha vuelto a pasar en este proceso electoral, era imprescindible cerrar un acuerdo en el que todos estuviésemos representados, pero una vez que comprobé que era imposible, decidí dar un paso al frente y encabezar la búsqueda de ese consenso. De momento he logrado el apoyo de once federaciones que representan a más del 85% de los cazadores, y creo que ésa es una buena base para construir la RFEC del futuro.

 

CazaWonke: ¿Por qué no ha sido posible una candidatura de consenso?

Vicente Seguí: Es muy sencillo: porque Ángel López Maraver no ha querido. Se le propuso incluso ser él el candidato de consenso siempre que contase con todas las federaciones, pero lo que demostró entonces –y sigue demostrando hoy– es que no busca el acuerdo, sino que apuesta por el enfrentamiento entre dirigentes territoriales. Es normal teniendo en cuenta que ha formado parte del equipo de los dos últimos presidentes de la Real Federación Española de Caza, donde ha estado prestando servicios –a pesar de que lo niegue– al menos hasta diciembre de 2016. López Maraver está apoyado por los directivos que han roto la RFEC, los mismos que, según una sentencia, adulteraron unas elecciones y los mismos que hoy tampoco quieren una federación de todos. Eso es lo único que explica que él no haya dado ni un paso para llegar a un acuerdo y que en sus declaraciones se dedique a ningunear o atacar a los presidentes de las federaciones que no le apoyan, para después decir que quiere un acuerdo con ellos. Desde luego, creo que ese camino sólo nos llevará a retroceder y a un enfrentamiento sin fin.

Ángel López: No ha sido posible porque el señor Seguí ya lo tenía pactado con otros, con los que representan lo antiguo, con los que siguen enrocados. Parece que no están dispuestos a que haya una regeneración. Tenga en cuenta que el candidato Seguí no solamente ya es presidente –no sé si muy querido– de una federación autonómica, sino que hasta hace un mes era miembro –y durante muchos años– de los órganos directivos con Andrés Gutiérrez Lara, sin que se opusiera a las decisiones del señor Gutiérrez y de su junta directiva, basta con leer las actas. ¿Alguien puede creer que un candidato con estos antecedentes va a modificar nada?

 

CazaWonke: En el caso de que sea elegido presidente, ¿cómo plantearía la integración-unificación de las federaciones autonómicas de la otra candidatura dentro de la futura RFEC?

Ángel López: Fíjese, ustedes mismos ya hacen distinción entre federaciones cuando se refieren “a las federaciones de la otra candidatura”. En mi caso, no hay federaciones de ésta o de aquella candidatura. Mi candidatura está abierta a todas las federaciones autonómicas sin excepción, la puerta está abierta de par en par.
El asunto de la integración está resuelto por la Ley del deporte, por el Real Decreto de Federaciones y por los estatutos de la Federación Española. Es un acto completamente voluntario: las federaciones que lo deseen basta con que firmen o renueven el Convenio de Integración y se terminó el problema.
Es mi firme deseo que lo hagan para que sus cazadores –a los cuales no consultaron al marcharse– puedan volver a participar en todos los campeonatos y competiciones oficiales, nacionales e internacionales. Contamos con ellos, los cazadores y los federados es lo que importa. Estoy convencido que la integración es un hecho. Si alguno no quiere estar dejará ver muy a las claras cuáles son sus intereses reales.

Vicente Seguí: No hay recetas mágicas que vayan a solucionar de un día para otro una situación que creo que se ha enquistado en los últimos años. El único camino es el del diálogo y la búsqueda del consenso, pero eso sólo es posible desde el respeto. Con sus declaraciones contra todo aquel que no le apoya, Ángel López Maraver está promoviendo el enfrentamiento en lugar de un posible acuerdo. Ésa, desde luego, no es mi receta.
Yo estoy intentando hablar con todos los presidentes, estoy buscando puntos de encuentro, y no me oiréis criticar o atacar a otros dirigentes territoriales o a algunos deportistas simplemente por no estar de acuerdo conmigo. Esto se arregla con más diálogo, no con ataques personales. Por eso, ya les avanzo que un minuto después de ser proclamado presidente empezaré a hablar con los que no me han apoyado, porque la Real Federación Española de Caza en la que yo creo no es excluyente, hay sitio para todos. Tenemos que ser capaces de tener altura de miras y de integrar a todo el mundo.

 

CazaWonke: Si no hubiese una posible integración de todas las federaciones autonómicas, ¿cómo podría quedar la futura situación de la RFEC?

Vicente Seguí: Bajo mi presidencia no me planteo ese escenario. No podemos contemplar una posibilidad que podría suponer la desaparición de la Real Federación Española de Caza tal y como la conocemos. Pero es evidente que si no queremos llegar a un punto de no retorno hay que trabajar mucho y muy duro en busca del consenso y de la unidad, y eso es lo que estoy haciendo. Por desgracia, no veo que ésa esté siendo la actitud del otro candidato, y eso me preocupa. Se autoproclama como el candidato del futuro, pero no deja de estar anclado en el pasado más oscuro de la RFEC y no parece la persona adecuada para superar esta crisis.

Ángel López: Como decía, la integración, aunque es mi firme deseo, no está en mi mano. Mi equipo tiene las puertas abiertas, pero son las federaciones las que tienen que decidir. La Real Federación Española de Caza, con más o con menos federaciones integradas, seguirá existiendo y organizando las competiciones y campeonatos de los que es responsable. Si bien no cejará jamás de trabajar para volver a reunir a todas las federaciones. Hablaremos con quien haga falta, nos sentaremos con quien tengamos que sentarnos, y trabajaremos todo lo que haya que trabajar para que la situación vuelva a la normalidad. Estas federaciones se fueron por decisión propia, porque fueron incapaces de trabajar desde dentro para cambiar las cosas, y ahora la justicia, de hecho, les está señalando su error.
Tengan en cuenta, además, que para la organización de competiciones y campeonatos sólo puede haber, y sólo hay, una Real Federación Española de Caza.

 

CazaWonke: La RFEC se encuentra, en estos momentos, en una situación económica bastante precaria y con procesos judiciales en marcha que podrían afectar a su funcionamiento. ¿Cuál es su postura y sus posibles soluciones?

Ángel López: De la situación precaria en la que se encuentra la RFEC no ha sido ni es responsable este candidato –en todo caso fui víctima–. Los responsables anteriores fueron equipos directivos, dentro de los que se encontraba don Vicente Seguí.
Fueron algunos presidentes autonómicos los que decidieron, por su cuenta y riesgo, dejar de pagar a la RFEC las cuotas a cuyo pago la ley obliga.
En cuanto a los procesos judiciales en marcha hay que recordar que en todos aquellos en los que hay sentencia judicial firme los tribunales han dado la razón a la Real Federación Española de Caza.
Las federaciones autonómicas morosas adeudan a la nacional la totalidad de la deuda de los años 2013, 2014, 2015, 2016 y lo que va de 2017. Ahora bien, si llego a ser presidente, me gustaría acabar con todos estos procesos legales que ya están en marcha y llegar a acuerdos cordiales entre la RFEC y todas las federaciones que siempre integraron la misma. Eso sí, los procesos judiciales en marcha, si se siguen resolviéndose como hasta ahora, no podrían afectar más que positivamente al funcionamiento de la RFEC.

Vicente Seguí: Lo primero que tenemos que hacer es conocer cuál es la situación real de la Federación, porque no tenemos claro a qué nos enfrentamos. Se ha llegado a un nivel tal de falta de transparencia y de mala gestión, que nos tememos lo peor. Hace unos días conocíamos una sentencia que obliga a la entidad a indemnizar a dos extrabajadores con más de 300.000 euros y nos llegan noticias de que quedan otras sentencias similares.
Tampoco conocemos con exactitud las contrataciones de servicios externos que tiene la Federación, porque a pesar de que López Maraver insiste en que no tiene nada que ver con la entidad, nos llegan informaciones que apuntan a que ha tenido un contrato de servicios hasta diciembre. Así que lo primero que vamos a hacer es llevar a cabo una auditoría externa que nos aclare de una vez por todas a qué nos enfrentamos. A partir de ahí, tocan tiempos de transparencia, de austeridad y de una gestión seria y responsable que sé cómo aplicar, porque ya lo estoy haciendo en la Comunidad Valenciana.

  

CazaWonke: ¿Seguiría, la futura RFEC que usted presida, siendo miembro de la Oficina Nacional de la Caza (ONC)? ¿Cuál es su postura al respecto?

Vicente Seguí: La ONC es un gran lobby que representa a diversos actores del sector de la caza, muchos de los cuales no están integrados en la RFEC, como pueden ser los armeros y el sector privado. La Federación no puede dar la espalda a todos estos actores, como tampoco lo puede hacer con el resto de protagonistas del mundo rural. Si queremos que la caza recupere el papel que se merece, la Federación Española de Caza debe estar presente en todos los foros, no es algo excluyente del papel representativo que debe tener la entidad.

Ángel López: Es un asunto que meditaremos en una futura junta directiva, aunque, como usted sabe, la ONC es una asociación que defiende, muy legítimamente, intereses económicos privados. Por el contrario, la RFEC, como dicen sus estatutos, es una asociación sin ánimo de lucro encargada de la organización y desarrollo de actividades deportivas, competiciones y campeonatos oficiales, nacionales e internacionales. Nada de esto puede hacer la ONC.
Aunque ya les digo que mi equipo y yo no vamos a trabajar en contra de nadie, sino intentado arrimar el hombro con todo el mundo.

 

CazaWonke: En este tiempo han nacido y crecido muchas asociaciones que, de una forma u otra, pretender ser el interlocutor ‘único’ frente a la administración. ¿Debería asumir la futura RFEC ese papel interlocutor, como en su día lo fue?

Ángel López: No hay nada nuevo y todo está inventado. Desde hace más de un siglo se han venido creando toda clase de asociaciones con finalidades e intereses diversos. Sin embargo, la que siempre ha estado ahí ha sido la Real federación Española de Caza, que ya va para un siglo defendiendo los intereses de la caza, de los cazadores y de las competiciones deportivas.
Es, además, la que ha tenido y tiene una oficialidad respaldada siempre, por la legalidad vigente. Basta con echar un vistazo a la prensa de años atrás y verán allí lo que encuentran.

Vicente Seguí: Es lógico que otras asociaciones hayan ido ocupando el espacio que ha dejado libre la RFEC en los últimos años, pero cuando volvamos a tener una Federación Española de Caza fuerte, que represente a todo el sector, volverá a ser el interlocutor prioritario del sector cinegético.
Ese vacío que ha dejado la Federación es, precisamente, uno de los problemas que sufre el sector en un momento muy complejo en el que los ataques son continuos y llegan desde diversos frentes. Y en estas circunstancias es cuando más se echa en falta una voz fuerte y contundente que pueda defender a la caza y, sobre todo, a unos cazadores que, a menudo, se sienten desamparados. Recuperar la voz y la representatividad de la RFEC tanto en España como en Europa es uno de mis objetivos prioritarios.

 

CazaWonke: Sabemos que la RFEC es una federación deportiva, pero, independientemente de cumplir sus funciones deportivas, ¿cómo enfocaría el tema de la defensa de nuestra actividad –desde el punto de vista ‘no deportivo’–, ante la situación, actual y vigente, de los que ‘quieren eliminarnos’?

Vicente Seguí: En absoluto la actividad de la RFEC se puede limitar a su enfoque deportivo, porque, como decía antes, la situación es de enorme dificultad para la caza. Hoy, más que nunca, los cazadores necesitan una Federación que les proteja y que les defienda. Para ello, hay que actuar en tres frentes de manera coordinada. Por una parte, hay que trabajar mucho y bien en el ámbito de la comunicación, generando información positiva y amortiguando posibles ataques, tratando de encontrar el espacio que se merece el sector en la prensa generalista.
Por otra parte, la Federación debe estar en todos los foros posibles relacionados con la conservación y el medio ambiente, haciendo oír nuestra voz y reclamando el protagonismo que, de hecho, ya tenemos en este ámbito. El tercer frente es el judicial. No podemos admitir que queden impunes las terribles acusaciones y ataques que están recibiendo los cazadores, sobre todo en las redes sociales, y hay que establecer mecanismos que nos permitan actuar de forma sistemática.

Ángel López: Bueno, no tengo aquí espacio suficiente para desgranar mi programa electoral entero, eso lo dejo para el día de las votaciones en la Asamblea. Aunque sí diré que es mi propósito estar allí donde la caza y los cazadores –federados o no–, necesiten el apoyo, la presencia y la defensa de la RFEC. En caso de ser elegido presidente, al día siguiente de mi toma de posesión tendrán ustedes noticias a este respecto.
Lo que sí puedo adelantarles es que no existen fórmulas mágicas; nuestra base será un trabajo sin descanso.

 

CazaWonke: La ‘pregunta del millón’: el sistema federativo deportivo (en todas las federaciones) sigue siendo una ‘democracia orgánica’ (de ahí los ‘líos’ a la hora de elegir a los compromisarios o delegados con derecho a voto por estamentos). ¿Se ha planteado, en algún momento, la posibilidad de que la ‘democracia sea real’, o sea, un federado un voto?

Ángel López: En nuestro caso, creo yo, que los líos no han venido por lo que ustedes llaman una ‘democracia orgánica’, que me parece a mí que hoy por hoy no tiene alternativa. Bien es verdad que hay problemas y reivindicaciones por quienes deben de ser los electores, es decir, los que pueden votar para elegir a sus representantes en la Asamblea. Y aquí tienen ustedes toda la razón, y por eso me propongo que todos los cazadores federados puedan tener derecho a votar a sus representantes, esto es, que todos ellos sean electores.
Hay que hablar con altos estamentos deportivos y de la Administración, pero trabajaremos en ello.

Vicente Seguí: Ése es un debate que en algún momento tenemos que poner sobre la mesa, y para ello quiero hablar también con los responsables de otras federaciones deportivas, porque no parece razonable el sistema que tenemos ahora, donde las minorías pueden imponer su criterio sin contar con las mayorías. Es necesaria la ponderación del voto y de la representatividad para que sea necesario también contar con las minorías, pero hay que analizar donde ponemos el límite. Desde luego, en el caso de la Federación Española de Caza los datos son elocuentes.
Mi candidatura está apoyada por once federaciones que representan al 85% de los cazadores y, aún así, existe la posibilidad de que perdamos las elecciones. Eso no parece lógico ni justo, pero son las reglas del juego que tenemos, y tenemos que adaptarnos.

 

CazaWonke: Denos tres razones para que los delegados de las otras candidaturas voten a la suya

Vicente Seguí: 1) Mi candidatura es la única capaz de romper con el pasado y de ofrecer la unidad, la estabilidad y el consenso que necesita la Federación Española de Caza para mirar con confianza al futuro.
2) Soy el único candidato con la experiencia de gestión y la preparación adecuadas para estar al frente de la Federación y para afrontar los importantes retos que tiene esta entidad en los próximos años.
3) Ofrezco una candidatura que apuesta, de verdad, por el consenso y la unidad, donde todos serán bienvenidos y donde se respeta a todos los representantes territorales y ni se ataca ni se ningunea a los que no se suman al proyecto.

Ángel López: Primera razón: porque yo represento el cambio, la regeneración y la unidad. El otro candidato es más de lo mismo, desunión y enfrentamientos de un establishment de muchos años que lleva tiempo desmoronándose, pero se resiste a dejar lo que no es suyo, sino de los federados.
Segunda razón: porque yo sí voy a trabajar en resolver los problemas, igual que llevo trabajando más de un año en mi candidatura, no como la que se enfrenta a mí, que se ha improvisado en el último mes. El Sr. Seguí, estando con don Andrés Gutiérrez en los órganos directivos de la RFEC, no solucionó los problemas que conocemos y no los va a solucionar ahora.
Tercera razón: porque yo quiero representar la esperanza y la solución a los problemas que el otro candidato y sus apoyos se encargaron de crear. Son ellos y no otros los únicos responsables de la penosa situación de la Real Federación Española de Caza, su nula capacidad de trabajo y determinación hizo saltar el estamento federativo de la caza por los aires, y ahora, ellos que son los responsables, pretenden arreglar un problema buscado y creado por ellos mismos. Es una broma de mal gusto.

Por Redacción CazaWonke

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.