Queja de WWF contra Asturias “por falta de transparencia en las batidas de lobos”

La organización WWF ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo “por mal funcionamiento y falta de transparencia” del Principado de Asturias. En concreto, la organización se queja de la reiterada denegación de información ambiental solicitada varias veces sobre las resoluciones y los informes jurídicos que supuestamente avalan las batidas de lobos en las “áreas sin gestión específica del Principado”. La organización continuará las acciones legales emprendidas hasta que le sean entregadas las autorizaciones firmadas y toda la documentación relativa a las batidas de lobos en Asturias.

WWF critica el incumplimiento de la Ley 19/2013, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno por parte del gobierno asturiano respecto a las batidas de lobos ya que, a pesar de haberlo solicitado oficialmente al Presidente Javier Fernández en repetidas ocasiones, aún no ha recibido el calendario con todas las batidas de lobos programadas, ni las resoluciones firmadas que autorizan cada una de ellas.
La organización recuerda que las administraciones tienen la obligación de responder a las solicitudes de información ambiental en el plazo de un mes. Sin embargo, casi dos meses después de solicitarlo y cuando ya se han producido varias batidas, la organización aún no ha recibido respuesta alguna “ni del Presidente, ni del Consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, ni del Viceconsejero de Medio Ambiente del Principado de Asturias, a pesar de haberse dirigido a dichas autoridades hasta en tres ocasiones”.
WWF rechaza la falta de transparencia con la que el Gobierno del Principado de Asturias está realizando las batidas contra lobos, sin aportar documentación que justifique la existencia de ‘circunstancias excepcionales’ ni el ‘elevado número de daños’ a la cabaña ganadera. Para WWF, las batidas de lobos “son una medida ilegal e injustificada” y por ello las denunció también ante la Fiscalía de Medio Ambiente.
Según Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España: “A día de hoy no conocemos cuantos lobos han sido abatidos. Es totalmente inaceptable el secretismo con que el Principado de Asturias está autorizando que se maten lobos, una especie declarada de interés comunitario al norte del río Duero”. Y añadió: “El Principado autoriza las batidas contra lobos simplemente para satisfacer las presiones del sector ganadero más radical y está en duda la legalidad de las mismas, por lo que no pararemos hasta conocer todos los detalles de las autorizaciones firmadas”.

Deja un comentario