Jóvenes por la Caza incorpora representante en Cataluña e incrementa Jóvenes Rehaleros

Jóvenes por la Caza está en constante evolución y crecimiento, es por ello que incrementa su representación en la comunidad Autónoma de Cataluña de la mano de Rubén Ortiz Cruz quien, con ilusión y ganas de trabajar, afrontará junto a Ariadna Ribó Romero la representación. 

Así quedará completa la paridad representativa en dicha comunidad, como vienen trabajando desde su constitución. También Ortiz se incorporará en el grupo de trabajo Jóvenes Rehaleros perteneciente a dicha asociación.
Ortiz es un cazador relacionado estrechamente con la naturaleza y la caza, sobre todo con la rehala, “porque el mundo nos mira diferentes aquellos que continuamos con la tradición que alimento a nuestros antepasados, dicha tradición que nos enseña amar el campo en todos sus sentidos”.

Trabajará junto al resto de representantes de Jóvenes por la Caza en sus autonomías, en favor de los jóvenes cazadores, su educación cinegética y medioambiental, el relevo generacional, siendo algunas de las premisas de Jóvenes por la Caza:

-La defensa de los derechos e intereses de los jóvenes cazadores de toda España y su representación ante cualquier tipo de órgano o institución que gestione o regule la actividad cinegética en todo el territorio nacional.

-El fomento de la actividad cinegética en cualquiera de sus facetas, incidiendo sobre todo en la formación y divulgación de una caza sostenible y bien ejercida, entendiendo la caza sostenible como un aprovechamiento cinegético que debe realizarse en el contexto de la sostenibilidad. Es decir, la caza como cualquier recurso natural, también es perecedera y por tanto su aprovechamiento no debe sobrepasar la capacidad de renovación del mismo.

-La defensa de la conservación de la naturaleza y la biodiversidad, del medio ambiente y la aspiración de caminar hacia el desarrollo sostenible, objetivos todos ellos necesarios para lograr una caza de calidad, sostenible y basada en la gestión del hábitat.

-La educación y formación de los y las jóvenes cazadores en valores morales humanos. Que les permitan a través de una cultura rural y relacionada con la caza, desarrollarse como personas.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.