La Alianza pide a la Junta de Castilla y León “un control urgente” del lobo

La alianza UPA-COAG ha pedido al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que la Junta de Castilla y León haga un “control urgente y extraordinario” de los lobos en las zonas de la Comunidad en las que existe una “presión extraordinaria” de los lobos.

Según ha explicado en nota de prensa esta organización agraria, en la última semana la zona de Sayago, en la provincia de Zamora, ha sufrido seis ataques de lobos seguidos, con la muerte de unas treinta ovejas.

La Alianza UPA-COAG denuncia que mientras determinados colectivos en las ciudades continúan ejerciendo presión para que se expanda el lobo por todo el territorio autonómico, los ganaderos de esta región siguen siendo víctimas de cada vez una mayor cantidad de cánidos que se mantienen y alimentan a costa del patrimonio de los propios productores.

Ante esta situación que también afecta a otras provincia de Castilla y León, UPA-COAG solicitará a Suárez-Quiñones que la Junta actúa con “responsabilidad para que defienda los intereses de las personas y la actividad profesional de los ganaderos ante el acoso cada vez más insoportable y extendido de los lobos”.

Por ello, la Alianza reclamará a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente que “actúe excepcionalmente en las zonas con mayor presión” y “solucione un problema que se ha convertido en un drama para los ganaderos, que sufren con impotencia y desesperación cómo los lobos están acabando con su patrimonio y su modo de vida”.

Mesa de trabajo para el control de conejos

Por otra parte, ante la creación de la mesa de trabajo para el control de conejos, esta organización agraria pedirá a la Junta que haga “un descaste de la especie en zonas de autovías e infraestructuras ferroviarias”.

Y ello, porque al menos el 90 por ciento de los problemas que generan estos animales proceden de los reservorios que han establecido de un tiempo a esta parte en esas zonas.

Asimismo, solicitará que se facilite la caza en cotos que estén cercanos a autovías y carreteras, teniendo en cuenta que “la expansión de conejos desde estos terrenos a otros, se ha convertido en un problema muy serio para las parcelas agrícolas”.

En este sentido, ha puesto como ejemplo los daños causados en zonas de viñedo de El Bierzo, Ribera de Duero y Toro, así como en los cultivos de un buen número de términos municipales de la Comunidad como Ataquines, donde ya el 80 por ciento de la superficie está afectada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.