La Asociación Española de Rehalas celebra su asamblea anual en Fraga

El pasado sábado día 30 de junio se ha celebrado la asamblea ordinaria de la Asociación Española de Rehalas (AER) en la localidad aragonesa de Fraga, respondiendo a una petición de los socios maños de la AER, encabezados por su delegado Javier Portolés, que no han faltado a la cita junto a un gran número de rehaleros de todos los puntos de España, desde Galicia a Andalucía.

El acto fue inaugurado oficialmente por el alcalde fragatino, Miguel Luis la Peña, quien reconoció el papel esencial de los rehaleros en la conservación del medio ambiente. Esta nueva reunión de la Asociación ha servido para analizar la situación actual y de futuro, así como las iniciativas puestas en marcha.

Como primicia, se hizo entrega a los socios asistentes del Catálogo de Razas Autóctonas Española de Perros de Rehala, elaborado por la AE. con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, un documento con el que se pone en valor la aportación de los rehaleros al fomento y creación del patrimonio racial canino en nuestro país, un aspecto en el que la rehala, no había tenido hasta la fecha un reconocimiento oficial a nivel nacional.

Como colofón, contamos con la ponencia del etólogo canino Carlos Contera Alejandre, que deleitó a los asistentes con una exposición científica del más alto nivel sobre la importancia de la funcionalidad del perro, su evolución histórica y la importancia de la caza en este aspecto, hasta llegar a la especialización de las razas actuales, patrimonio de todos, en las que tienen un papel esencial determinadas intervenciones quirúrgicas para la mejora de la funcionalidad y garantizar la salud de los animales, en las cuales es determinante la figura del veterinario y de las cuales se hizo un detallado examen de su régimen legal en cada comunidad autónoma.

Esta edición también ha tenido sitio para el reconocimiento a la mujer rehalera, a los rehaleros veteranos y a los jóvenes, con un reconocimiento especial a José María Pacheco, por su dedicación y esfuerzo dentro de la directiva de la AER, así como su trayectoria como rehalero.

En esta jornada de convivencia de la familia de la Asociación Española de Rehalas, el perro como siempre, fue el centro de atención al que, tras los actos protocolarios se le dedicaron también jotas y fandangos en su honor. La AER agradecer la hospitalidad fragatina y vuelve a la lucha en la defensa del rehalero y del perro de rehala, con las pilas cargadas con la vista puesta en El Rocío, que será  el lugar donde se celebre la asamblea en 2019.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.