El perdigón ecológico comienza a dar beneficios para los cazadores

Andrés Gil (izquierda) y Andrés Gutiérrez, estrechándose las manos tras la firma del acuerdo.
El perdigón libre de plomo entra en su fase definitiva de producción. La Real Federación Española de Caza (RFEC) y la empresa Azor Ambiental han rubricado hoy un convenio para desarrollar, de manera definitiva y a escala industrial, la munición ecológica o alternativa a la tradicional de plomo.

Más de un año después de que se iniciasen los primeros contactos entre ambas entidades, y después de meses de conversaciones y no pocas pruebas, Andrés Gutiérrez Lara, presidente de la RFEC, y Andrés Gil Buendía, presidente de Azor, han firmado hoy en la sede de la Federación en Madrid el convenio que desde ya comienza a dar frutos para todos los cazadores españoles.

Y es que el perdigón ecológico ha entrado ya en una fase definitiva, consistente en pasar «desde el laboratorio y la planta piloto a la fabricación a gran escala» del nuevo material, como ha explicado Gil Buendía. Para ello, se creará una planta industrial para la producción masiva de esta munición «en cantidad y calidad suficiente para atender la demanda del mercado europeo». Como ya adelantamos aquí, la planta estará ubicada en Murcia, a donde se trasladaron todos los equipos de la planta experimental de Chiloeches.

Además, en este periodo el convenio contempla que la Real Federación Española de Caza recibirá de Azor 6.000 euros mensuales antes de la comercialización de la nueva munición, y una vez esté esta en el mercado la RFEC percibirá 330 euros por cada tonelada producida, tal y como ya adelantamos aquí la semana pasada.

Pruebas en campo de tiro y con piezas reales
La mayor parte de la rueda de prensa la ha ocupado las explicaciones que el presidente de Azor Ambiental ha dado sobre todo el proceso de pruebas con el material conseguido en el laboratorio por el equipo del doctor Pérez Trujillo.

El grueso de su exposición se ha dedicado a exponer los resultados de las pruebas de balística en campo de tiro –de los que ya dedicamos un extenso reportaje en esta página web– y de los ensayos realizados sobre distintas piezas de caza menor para comprobar la capacidad del nuevo material.

En este último caso, los periodistas hemos podido ver un vídeo donde se puede comprobar la efectividad del nuevo perdigón sobre perdices, faisanes y conejos a distancias de 20, 25, 28 y 35 metros (perdiz y faisán) y conejo (a distancias de 40 y 50 metros).

En muchos de los lances los animales han caído fulminados del primer disparo, lo que dice mucho de la potencialidad del perdigón libre de plomo como munición alternativa a la tradicional. Una buena prueba de ello es el caso de un lance –no incluido en el vídeo- a un conejo, abatido a una distancia de 70 metros, según detalló el presidente federativo. Asimismo, un equipo de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Murcia ha analizado los cuerpos de los animales cazados en las pruebas, y de las conclusiones del informe se concluye la alta poder de mortalidad de estos perdigones.

También los tiradores de plato están de enhorabuena, ya que la nueva munición ofrece un menor retroceso con respecto a los cartuchos de plomo y ofrece una efectividad muy similar, según ha explicado de propia experiencia Andrés Gil, que ha podido disfrutar de ellos en foso olímpico, modalidad que practica desde hace más de 40 años, como ha desvelado él mismo.

Aún queda camino por recorrer
No obstante, y a pesar de que ambas partes aseguran que se está ante «prometedores resultados balísticos y de mortandad», tanto Andrés Gil como Andrés Gutiérrez han remarcado que aún hay cosas que mejorar en el prototipo hasta ahora probado antes de que salga definitivamente a la calle.

De un lado, Gil ha señalado que el principal trabajo se centrará en el perfeccionamiento de la esfericidad de los proyectiles –algo que afecta a la velocidad y penetración de los actuales prototipos-, así como de las cargas y presiones de los cartuchos, ya que las pruebas se han realizado con apenas 20 gr de carga y una presión inferior a 620 bares, cifras «relativamente bajas», según ha apuntado. En este sentido, Gil espera llegar a cargas de entre 23 o 24 gr y entre 650 y 700 bares para mejorar la penetración de los perdigones.

Por su parte, Gutiérrez Lara ha puesto el énfasis en la dos propiedades que debe tener el cartucho definitivo: «parar la pieza y matarla», pues ha recordado que hay otros materiales que no la matan, o que lo hacen cuando el animal ha ido lejos del alcance del cazador. Gutiérrez Lara ha dicho que «confía» plenamente en la compañía que preside Andrés Gil para avanzar en estos dos aspectos clave.

Aunque no se marcan plazos concretos a preguntas de los compañeros de la prensa Gil ha indicado que esperan que el producto final pueda estar listo, como máximo, en dos años.

Coste «similar al del plomo»
Por lo que respecta a la pregunta de cuánto costará la munición ecológica, Gutiérrez y Gil han coincidido al señalar que uno de los principales objetivos es ofrecer una alternativa al plomo que no sólo esté próxima a éste en cuanto a prestaciones balísticas, sino también en su precio.

Ninguno de los dos mandatarios ha querido dar cifras siquiera aproximadas, ya que el coste final dependerá de la composición definitiva de la aleación, que «todavía no está definida», según han explicado. No obstante, sí han dejado claro que los cazadores notarán que el precio estará «más cercano» al de la actual munición de plomo «que al de otros materiales alternativos» como el acero, el estaño o el bismuto.

Además, el máximo mandatario federativo ha querido dejar claro otra de las ventajas del nuevo material, y es que los cazadores no tendrán que cambiar su arma habitual para poder disparar con cartuchos de este tipo. No obstante, Azor también trabaja en esta línea para certificar al cien por cien la compatibilidad de las actuales escopetas con la futura munición.

Asimismo, y con la vista puesta en evitar polémicas como recientemente suscitada con la carne de caza, hay otro estudio encargado sobre la posible toxicidad del nuevo material.

El proyecto, a la FACE
Por otra parte, el presidente de la RFEC ha desvelado que la FACE (Federación Europea de Asociaciones de Caza), ante la reticencia de la UE al uso de perdigones de plomo en humedales y la posible ampliación de la prohibición de la munición tradicional, ha solicitado por carta –leída durante la rueda de prensa por el presidente– a la Federación que acuda con un delegación técnica-política a Bruselas, para que explique el proyecto en una reunión que este organismo celebrará el próximo 5 de septiembre en la capital belga sobre dicha problemática, y con el fin de solicitar moratorias sobre las citadas prohibiciones.

Andrés Gutiérrez ha explicado que dicha delegación la formarán Javier Pérez Trujillo, investigador de la UCM y desarrollador de la patente del nuevo material, Andrés Gil, el propio Andrés Gutiérrez Lara y un político español «de relevancia».

Un momento de la prensetación del proyecto de munición ecológica.
Gutiérrez Lara y Gil Buendía estampando sus firmas en el convenio.

Deja un comentario