La ACCCM de Galicia organizó un curso de tiro con rifle en Parga

los miembros de la Asociación de Tiro Izares Tactical impartieron consejos, conocimientos técnicos y aportaron una buena organización y mejor ambiente a esta jornada.
El último fin de semana de julio la Asociación de Clubes y Cazadores de Caza Maior de Galicia, con la coordinación de la Asociación de Tiro Izares Tactical, organizó en el campo de tiro de Parga (Lugo) unas jornadas de entrenamiento de tiro con rifle y regulación de visores.

En un entorno espectacular, donde las medidas de seguridad primaron por encima de todo, los cazadores de caza mayor gallegos que quisieron apuntarse pudieron practicar su puntería, aprender a regular sus visores para, en definitiva, afinar unas armas que pronto serán usadas ante la inminente apertura de la temporada de caza mayor en Galicia.

Desde la Asociación de Clubes y Cazadores de Caza Maior de Galicia agradecen en una nota a los miembros de la Asociación de Tiro Izares Tactical «los consejos, conocimientos técnicos y sobre todo la buena organización y mejor ambiente que generaron durante todo el evento».

Los asistentes a la jornada, además de la mencionada atención personalizada por parte de especialistas, disfrutaron de un refrigerio con sabor galaico, a base de pulpo y productos de la tierra, que fue de agradecer para los estómagos de quienes participaron en las jornadas de mañana y tarde de los dos días qu duró esta interesante actividad.

Desde la ACCCM de Galicia destacan el interés e importancia de poder adquirir conocimientos de balística y ejercitarse a distancias de tiro que fácilmente se pueden dar en la realidad del lance cinegético. «Lamentablemente en la actualidad en Galicia es muy complicado poder practicar a 100, 200 y 300 metros, siendo esta circunstancia una de las reivindicaciones del sector desde donde se solicita que se construyan campos de tiro de estas características en cada una de las cuatro provincias gallegas. La inversión es mínima y su necesidad justificada para el normal ejercicio de  la actividad cinegética, pensando en la seguridad e intentando evitar accidentes», comentan.

Los cazadores de caza mayor gallegos que quisieron apuntarse pudieron practicar su puntería, aprender a regular sus visores para, en definitiva, afinar unas armas que pronto serán usadas.

Deja un comentario