El incendio de Castrocontrigo deja más de 350 millones en perdidas

El incendio que se originó el pasado 19 de agosto en el término de Torneros deja un saldo de pérdidas económicas superiores a los 350 millones de euros. Esa es la cifra resultante de los datos ofrecidos por las juntas vecinales de los pueblos afectados por el incendio, que arrasó 11.724,75 hectáreas, según la Junta de Castilla y León. Los recursos económicos que se obtenían hasta ahora de los cotos de caza, explotación de la madera, resina de los pinos, miel o setas tardarán en volver a las arcas de estos pueblos.

Según los datos ofrecidos por las juntas vecinales, el desastre económico deja tres profundas heridas en el suroeste de la provincia. Una en Torneros de Jamuz, el pueblo más afectado, donde los daños ascienden a 90.245.000 euros. La segunda herida supura en Tabuyo del Monte, donde los perjuicios económicos se sitúan en los 20.950.000 euros. Y la tercera está abierta entre Quintanilla de Flórez con 13.722.400, y Castrocontrigo con 12.594.000 euros. Otros pueblos afectados son Nogarejas (8.085.000 euros), Castrillo de la Valduerna (7.217.000 euros) y Pobladura de Yuso (512.000).

Aunque los afectados están pendientes de la cifra de daños que dé la Junta, los datos hechos públicos por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente el pasado 28 de agosto, hablan de que la superficie quemada de pino resinero asciende a 8.562 hectáreas, por lo que en los próximos 30 años los resineros del Teleno dejarán de ingresar 308.232.000 euros. Si a esta cifra se le suman los 15.660.900 euros que, como mínimo, se han perdido en miel, setas, cotos, más la madera quemada, el saldo provisional son 323,8 millones de euros.

En las cuentas de las pérdidas hay que añadir el millón de euros que costó la extinción del fuego, mientras que la restauración del monte costará unos 24 millones, y dependiendo de la técnica de reforestación oscilará entre los 2.000 y los 600 euros por hectárea.

Deja un comentario