Andalucía se compromete a poner en marcha el proceso para la aprobación de una orden de control de predadores

La Consejería de Agricultura Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha adquirido el compromiso de poner en marcha el proceso para la aprobación definitiva de una Orden que regule el control de predadores. Dicho compromiso fue adquirido con la Federación Andaluza de Caza (FAC) por parte de la Administración en el marco del Consejo Andaluz de Biodiversidad celebrado el pasado martes.

 

Esta medida viene como respuesta ante la preocupación expresada por la FAC al Consejo por la necesidad de regular el control de predadores, especialmente del meloncillo, para garantizar las poblaciones de especies cinegéticas. El presidente de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño, trasladó  así la importancia de autorizar legalmente el control de predadores ante la preocupación de los cazadores andaluces por el daño que están sufriendo las especies cinegéticas, algo que la Administración llevará a cabo sin perjuicio de que, a la espera de que se culmine dicho proceso, se permita el control excepcional en determinadas zonas del meloncillo.

Por otra parte, la Consejería permitirá a las sociedades de cazadores de las provincias de Cádiz y Málaga el control de cerdos silvestres, conocido comúnmente como  cerdalí, mediante la emisión de una emergencia cinegética para control de esta subespecie, según confirmó a la Federación Andaluza de Caza en el Consejo de Biodiversidad celebrado la pasada semana.

La altísima densidad poblacional de cerdos asilvestrados, con el consiguiente riesgo sanitario, posibles problemas de hibridación con pérdida de pureza genética del jabalí y el peligro por accidentes de tráficos, ha provocado la petición por parte de la FAC de su control en ambas provincias de modo que se emitirá una Emergencia Cinegética que permita a los colectivos cinegéticos la gestión de dichas poblaciones.

En cuanto a emergencias cinegéticas, la Consejería seguirá adoptando esta medida como sistema de control de daños producidos por los conejos en la agricultura, desestimando así la propuesta federativa de crear un único período hábil que se prolongue desde julio hasta diciembre y que permita la autogestión de las sociedades de cazadores en cuanto a las poblaciones de conejos y sus daños y evite la emisión de la emergencia cinegética para esta especie.

Pese a que esta propuesta, presentada por la Delegación Provincial de la FAC en Córdoba, había sido aceptada por el Consejo Provincial de Biodiversidad de Córdoba debido a los graves problemas que se están produciendo en la agricultura, el Consejo Andaluz ha declinado esta posibilidad, por lo que se seguirá recurriendo a la emergencia cinegética en las áreas que sufran daños por superpoblación de conejo.

 

Fuente: Federación Andaluza de Caza.

Deja un comentario