Comida de Hermandad de Monteros de Encinasola

El pasado sábado 25 de marzo tenía lugar la clásica comida homenaje que el Club Deportivo Monteros de Encinasola realiza a sus rehaleros.Como viene siendo habitual, el hotel de dicha localidad acogía sobre el mediodía a los rehaleros que habitualmente cazan con este club con el propósito de realizar la comida de hermandad que, anualmente, Monteros de Encinasola ofrece como compensación al esfuerzo realizado por esos hombres en la mancha durante toda la temporada.
Con el propósito de no perder el contacto durante este tiempo de parada montera, los allí presentes se aunaron comentando lances acaecidos durante las jornadas transcurridas el pasado año, contando novedades y uniendo así el grueso de los perreros que, en la venidera, tendrán que formar un equipo que engrane como las piezas de un reloj.
La comida terminó con el acto homenaje, en el que cada año JUVENEX entrega un galardón a un joven, incentivando y motivando así la afición por la caza y la naturaleza. En esta ocasión, la organización, requirió que fueran varios los chavales que se incentivaran en su recién adquirida afición y, así, Román Macarro, Pablo García, Francisco Hernández y Daniel García fueron subiendo a recoger de la mano de Carlos Casilda dicho galardón.
El acto terminó con el homenaje que Club Deportivo Monteros de Encinasola realiza anualmente a uno de sus rehaleros y que en esta ocasión fue para Francisco Paloma Álvarez, de Fregenal de la Sierra, quien en un emotivo acto recogió su placa y agradeció el detalle a Paco Borjano, Hugo Larrubia y todos los componentes del club.
Alfonso Aguado cerraba el acto con una breve reseña sobre las rehalas y se pasaba directamente a la degustación de los fresquitos, alargándose la sobremesa hasta altas horas de la noche.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.